jueves, febrero 22, 2007

Astillero con comentarios

Astillero

Julio Hernández López
Nace un líder

Ideólogo totalmente palacio

¡Viva el presidencialismo!

Inaceptable, la pobreza

No todo ha de ser horror y asco en la historia criminal de manipulaciones, ocultamientos e invectivas con que el gobierno foxista manejó la crisis de Pasta de Conchos ni en la oportunista denuncia solamente mediática, y no judicial, del gordillista gobernador coahuilense Humberto Moreira: de entre esas batallas de realineamientos políticos pretende ser construida la figura de un nuevo "ideólogo" de los empresarios mexicanos, en la persona de Alberto Bailleres (73 años de edad), principal accionista de Peñoles, el Palacio de Hierro, Grupo Nacional Provincial y el grupo agropecuario BAL, y presidente en los pasados 35 años de la junta de gobierno del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el centro formador de cuadros directivos de los gobiernos neoliberales de las décadas recientes.

Y si el foxismo se volcó después de Pasta de Conchos en apoyo de Germán Larrea (el dueño de la Industrial Minera México), y contra Napoleón Gómez Urrutia (el cacique sindical indeseado), ahora el calderonismo envió a siete secretarios de Estado y al vicepresidente hispano-mexicano, JC Mouriño, a dar testimonio de solidaridad a Bailleres el pasado 13, cuando recibió el premio al Buen Ciudadano Corporativo que le asignó el Woodrow Wilson Center y su Instituto México y se destapó como aspirante oficial al título de "ideólogo del sector privado mexicano" que solía darse al difunto Juan Sánchez Navarro.

En la Hacienda de los Morales, frente a un público que aplaudió con especial entusiasmo los pasajes políticos del discurso, Bailleres defendió con vehemencia el sistema presidencialista: "En los pasados 200 años no se ha sabido de un solo intento exitoso de un cambio de sistema presidencial a uno parlamentario", dijo el neoideólogo, mientras los partidos en el Senado llegaban a acuerdos para una reforma del Estado que podría incluir una jefatura del gabinete federal sujeta a vigilancia de las cámaras, conforme a la tesis de "gobierno compartido" que postula el priísta Manlio Fabio Beltrones. Innovaciones de parlamentarismo pleno o a medias, deben ser consideradas como algo "imprudente, riesgoso e injustificado", dictaminó quien ocupa el cuarto lugar entre los millonarios mexicanos, según la revista Forbes.

El principal accionista de la empresa Peñoles, que es causante de extendidos y muy graves males físicos en personas que viven en las inmediaciones de sus muy contaminantes plantas mineras (un ejemplo extremo se sufre en Torreón, Coahuila), se portó crítico ante una audiencia en la que destacaban los funcionarios federales Carstens, Medina Mora, Téllez, Vázquez Mota, Sojo, Lozano y Escobar Prieto (éste, de la Reforma Agraria), el vicepresidente Mouriño, y los gobernadores de Zacatecas, Quintana Roo, Nuevo León, Sonora y del Banco de México, además de empresarios como Emilio Azcárraga Jean, Lorenzo Servitje, Sergio Autrey (de Altos Hornos de México), Jerónimo Arango, Angel Losada, José Antonio Fernández (FEMSA) y Manuel Medina Mora (Citigroup): "Aún existe una enorme brecha entre nuestras aspiraciones y nuestra realidad en términos de libertades, justicia, prosperidad y pluralidad (...) el país ha sido incapaz de ofrecer oportunidades para todos, como se manifiesta en el estado inaceptable de pobreza extrema en que viven muchos mexicanos y en su éxodo masivo al exterior".

En sintonía con el calderonismo, el empresario Bailleres dijo que el estado de derecho requiere de un Estado fuerte, capaz de hacer que se respete la ley, "incluso frente a los intereses fácticos", mediante el uso de la fuerza pública subordinada a garantías de legalidad. Ante la "opción civilizadora de la ley" no deben admitirse, advirtió, "titubeos de ningún actor y de ningún signo político". En el pasado, reconoció, hubo corrupción, privilegios sin medida y otros abusos, pero ahora de lo que se trata es de construir una sociedad libre, próspera y democrática aunque, matizó, aun cuando las mayorías tomen decisiones, éstas no necesariamente son correctas, pues un gobierno democráticamente electo podría degenerar en demagogia, y un grupo faccioso podría llegar al poder mediante las urnas y convertirse en una oligarquía que destruya las instituciones.

El nacimiento de una nueva estrella empresarial coincide con las luchas sobre lodo entre el foxismo y el gobernador de Coahuila (en el fondo, ambas partes defienden a entes patrocinadores de campañas electorales: Fox, Salazar y Abascal, del lado de Germán Larrea y del líder sindical impuesto, Elías Morales, y el profesor Moreira en favor de Peñoles, Altos Hornos de México y el cacique Gómez Urrutia).

Astilla:

Apocalypto en Sinaloa: El licenciado Calderón dijo, recordando palabras de su padre, que la civilización actual, a pesar de "haber desenterrado tantas civilizaciones antiguas (las egipcia, maya, mixteco-zapoteca y teotihuacana, enumeró), no lo ha hecho reflexionar acerca de una verdad elemental, el riesgo de su propia mortalidad, la posibilidad de que esta civilización también tenga un desenlace fatal". Acompañado del senador priísta Francisco Labastida (aliado principalísimo en los proyectos para reformas en materia energética), el antedicho Lic. también mencionó que "el gobierno, durante mucho tiempo, trató de regalar pescados, y simple y sencillamente no le alcanzó; lo que manejó, bien, y lo que no, pues se perdió"... Más notas de buen gobierno: en Chilpancingo, el gobernador "perredista" Zeferino Torreblanca y el alcalde priísta Mario Moreno, pero no Cantinflas, daban por puesto en servicio un sistema de distribución de agua potable que impediría la falta del líquido en la ciudad pero ¡no salió ni una gota de la llave inaugural! En Morelia, por su parte, jefes policiales reunidos oficialmente para analizar estrategias de lucha contra la delincuencia desatada debieron abandonar la sesión para atender una balacera con narcotraficantes... Y, mientras Manuel Espino anuncia que buscará entrevistarse con Fidel Castro y Hugo Chávez (gobernantes que quieren mucho a su pueblo, dice el hipócrita líder blanquiazul), y Vicente Fox es mencionado como posible director de Univisión, ¡hasta mañana, en esta columna cenicientamente tiznada!

COMENTARIO DEL BLOGUERO: A ver, leámos con todo detenimiento esta frase del tal Bailleres y tratemos de entenderla: "...aun cuando las mayorías tomen decisiones, éstas no necesariamente son correctas, pues un gobierno democráticamente electo podría degenerar en demagogia, y un grupo faccioso podría llegar al poder mediante las urnas y convertirse en una oligarquía que destruya las instituciones". Hágame uste' el re-favrón cabor! lo que este pendejo quiso decir es que la sociedad mexicana tomó una decisión incorrecta y él, con el resto de las lacras que lo acompañan, nos quiere salvar de nuestros propios errores: ¡Que gente tan bonita me cae!!!! Hasta quiero llorar de la emoción que me embarga!!

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home