jueves, junio 25, 2009

El contubernio entre los charros del STPRM, el gobierno Federal y los directivos de pemex. Dio como resultado el problema “Arriba Limited”.


México, D. F. a 23 junio de 2009.

Boletín 35: Democracia Sindical.

Al presidente de México.
A las autoridades federales.
A los trabajadores petroleros.
Al pueblo en general.

El problema con Arriba Limited:

A continuación exponemos una problemática a la cual no se le ha dado la atención suficiente por parte de los integrantes del STPRM. Se trata de una demanda millonaria en donde los charros incumplieron un contrato con una empresa denominada Arriba Limited. Dicho contrato fue pactado en 1984, en ese mismo año arriba limited demanda el incumplimiento del contrato, ni la Quina, ni Romero Deschamps le dan importancia, mucho menos seguimiento a la demanda, por ende se pierde. En el 2000 una corte de San Diego actualiza el adeudo que debe pagar el STPRM a arriba limited 218 millones de dólares y 25 mil dólares diarios por intereses, hasta que la deuda sea liquidada ¿Los charros de donde van a sacar el dinero para pagar está demanda?.

Antecedentes:

Petróleos Mexicanos dio a concesión para que fuera comercializado el producto contaminado en el año de 1980, los beneficios económicos iban a ser para el sindicato petrolero, a trabes de la sección 24. Quien nombro como representante al SR. Hermilio Reyes Cobos, otorgándole la concesión para poder comercializar este producto. Sin embargo Reyes Cobos vendió dicho contrato a una empresa extranjera denominada BMR INTERPRICES, INC. Representada en ese entonces por el Sr. Jessi Martínez.

La concesión tiene el número de oficio 1714, del expediente 9/303, registro de tramite 371232 fechado el 13 de noviembre de 1980, expedida por la Superintendencia de la Refinería Ing. Antonio M. Amor de Salamanca, Guanajuato y el convenio en que se le vende a la compañía extranjera está suscrito el 29 de abril de 1983.

El Movimiento Nacional Petrolero (MNP), señalo que por concepto de “la venta de petróleo SLOP residuales de 1980 al 23 de noviembre de 1983 las ganancias aproximadas fluctuaban en $ 700,000,000,000.00 (setecientos mil millones de pesos)” como se podrá apreciar la cifra habla por si sola. Un autentico negocio.

Además señalaron que en la Refinería M. Amor, la trampa separadora de residuos contaba con tres separadores, la concesión es que se les venda, lo del tercer separador, de tal forma que de manera intencional se provocaban derrames en el separador primario, de esa forma se llenaba el tercer separador.

Tenemos conocimiento que a nivel nacional, los compañeros de manera intencional, en sus respectivas labores “contaminaban producto de más”, por ordenes de la Quina, el objetivo era que hubiera más producto contaminado.

Pero lo que hay que destacar es que el otorgamiento de dicha concesión es inconstitucional. Es a todas luces ilegal y violatoria al artículo 27 constitucional, el cual señala que la explotación, producción, almacenamiento y comercialización del petróleo y sus derivados están reservados exclusivamente al Estado. Y en este caso la administración de PEMEX otorgo dicha concesión de manera fraudulenta a un particular.

En su momento estos hechos fueron denunciados ante la PGR por el Movimiento Nacional Petrolero con número de expediente 7377/83 Mesa-4-Especial. Donde las autoridades de ese momento no hicieron absolutamente nada. Quien fungía como Procurador era Sergio García Ramírez. Nunca se investigó como ya es su costumbre.

Como se podrá apreciar la venta de producto contaminado les dejaba buenas ganancias a los charros, a pesar de que la concesión era ilegal y anticonstitucional. Estaban cometiendo un delito. La venta de producto contaminado funciona por un buen tiempo debido al contubernio entre la administración de PEMEX, el Gobierno en turno y los charros. Este hecho no se puede explicar de otra forma. En 1983 está concesión es cancelada por instrucciones de Miguel de La Madrid.

Más elementos.

Pero en ese mismo año 1983 fue creada en Bahamas la empresa ARRIBA LIMITED los charros del STPRM eran socios. El objetivo de dicha empresa era el de comercializar petróleo y sus derivados residuales (contaminados) de refinación; en fragante violación al articulo 27 constitucional hecho que permitió corrupto negocio en PEMEX. En donde debieron estar de acuerdo los charros la administración de PEMEX y el gobierno en turno.

Para este momento los charros ya contaban con la experiencia de 1980 a 1983 y sabedores de que la venta de producto residual era un buen negocio los charros en 1984 firmaron un contrato con la empresa Arriba Limited en donde se comprometían a entregar 6 mil barriles de producto residual, dichos contratos fueron firmados en los Estados Unidos, bajo las leyes de aquel país, no contaron con las legislaciones de ambos Países. Se señala que el incumplimiento del contrato obedeció a que la dirigencia sindical tuvo una mejor oferta en el mercado Europeo en donde finalmente estuvieron vendiendo el producto residual.

Este hecho origino que la empresa Arriba Limited en 1984 demandara el incumplimiento del contrato, en Houston Texas, bajo la jurisdicción Estadounidense. Los charros nunca le hicieron caso o atendieron esta demanda, en ese año la corte emitió un primer falló en donde se condenaba al STPRM a pagar 91 millones de dólares, no pagaron, en 1986 la empresa demanda el incumplimiento de las cláusulas de protección en caso de incumplimiento, dichas cláusula obligaban a pagar al sindicato 92 millones de dólares y el 10% anual de intereses, de cuerdo con el fallo del tribunal del condado de Harris, en Houston. Texas. Los charros no hicieron caso y en el año 2000 una corte de San Diego actualizó el adeudo en 218 millones de dólares más la carga por día de 25 mil 278 dólares de intereses. Hasta el momento la demandante ha concretado tan solo una acción para cobrar parte de su adeudo, la cual consiste en la confiscación, en San Diego California de uno de los dos JETS ejecutivos que “propiedad” de la Quina, el cual fue rematado en 450 mil dólares.

En 1986 la dirigencia sindical perdió el caso, la Quina representaba al STPRM, pero ni se digno en contestar la demanda por incumplimiento de contrato que el mismo firmo o cuando menos autorizo. Posteriormente el charro-usurpador Romero Deschamps tampoco hizo nada no se preocuparon por atender dicha demanda, la cual lleva ya 25 años y a estas alturas ya está perdida.

Desde el 2001 ARRIBA LIMITED venia tratando de homologar su juicio en México para hacer efectivas las sentencias ganadas en los Estados Unidos desde 1986, este hecho lo lograron el 10 de marzo del 2005 cuando los magistrados Mexicanos homologaron dos sentencias emitidas por cortes Estadounidenses que sentencian a pagar 218 millones de dólares más el 10% de intereses anuales al sindicato petrolero.

Más mentiras y engaños de los charros para abultar sus carteras.

Es de importancia destacar que parte del desvió de fondos de PEMEX al STPRM y de ahí a la campaña presidencial fallida de Labastida en el 2000, el denominado pemex-gate los charros solicitaron dinero para el pago del adeudo con Arriba Limited y hasta el momento la empresa no a recibido un solo dólar. A continuación reproducimos un extracto de la revista proceso “según la información de la Contraloría, el 5 de junio de 2000 el director de pemex, Rogelio Montemeyor, firmó un convenio con el sindicato por el que le otorgó un préstamo por 640 millones de pesos, mediante el cual la organización sindical podría atender gastos originados por demandas judiciales que no fueron especificadas. El 11 de septiembre del mismo año, “el organismo descentralizado y el sindicato suscriben el convenio administrativo número 9442, por 850 millones de pesos, que serían destinados a cumplir supuestos incumplimientos laborales de la paraestatal, acordados en revisiones del contrato colectivo de trabajo de 1997 a 1999. Lo anterior sin contar con autorización expresa de la autoridad hacendaría como lo establece la norma”. En el acuerdo también se determinó entregar otros 250 millones de pesos para atender una demanda entablada en contra del STPRM por la empresa arriba limited, por el cumplimiento de contratos de ese sindicato”.

Como ya lo habíamos señalado hasta el momento la demandante no ha recibido un solo dólar. Así lo manifiestan sus representantes Andrés Sánchez Juárez Cárdenas y Alfonso Contreras, los cuales señalan que van contra todos los bienes sindicales, cuentas bancarias, edificios, deportivos, terrenos, etc., ya que cuentan con una sentencia emitida por la décima sala Civil del tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal .

En ese sentido arriba limited trato de embargar 43 millones 228 mil, 633 dólares que fueron depositados por los charros en la casa de bolsa de Nueve York: DONALSON LUFKIN & Jenrette (filial de Crédit Suiss), cuenta 6MH-215309, el 19 de noviembre de 2000. La empresa demandante se entero de la existencia de la cuenta en noviembre de 2001 e interpuso una demanda para que ese dinero sea incautado. En un principio la PGR intervino señalando que este dinero era parte del “desvió” denominado pemexgate que no es otra cosa que el desvió de fondos de PEMEX hacia los charros y de estos a la campaña presidencial en el 2000. Este dicho no lo pudo comprobar y la PGR y se vio obligada a “inventar” otro recurso, argumentó que dicho dinero era producto del lavado de dinero y del narcotráfico, tampoco lo pudieron comprobar. En realidad la participación de la PGR en este caso fue muy parca y hasta ridícula. No es posible que como institución hallan señalado que esos recursos eran producto del lavado de dinero y del narcotráfico cuando no tenían elementos para comprobarlo. En ese caso mejor se hubieran quedado callados. Para su suerte e incompetencia El charro-usurpador Carlos Antonio Romero Deschamps no los demando por difamación, acusaciones falsas etc. De tal forma que en tres ocasiones la PGR solicito prorroga para que no se efectuara el embargo de la cuenta y arriba limited se quedara con el dinero.

Finalmente la PGR tuvo que utilizar un recurso que se denomina amicus curiare termino en latín que quiere decir “amigo de la corte”, en derecho internacional está figura jurídica es utilizada en procedimientos sobre un caso formalizado por un tercero. Para colaborar en un proceso. En ese sentido un documento elaborado por un despacho estadounidense que funciona como consejero de la PGR señala, "Respetuosamente, esta corte debe aceptar la solicitud de un bono de garantía y de ese modo liberar los fondos".

Al respecto un documento indica que la PGR intervino para que se repatriara el dinero y quedara en poder del STPRM. A cambio dejo una carta de crédito en el juzgado estadounidense la cual da todas las garantías para que si gana Arriba Limited el proceso se cobre con dicha carta de crédito. Como se podrá apreciar la PGR hacen una mal y la otra también. Pero en fin, los charros consiguieron el aval de una “carta crédito” en Banorte la cual respalda la cantidad demandada por arriba limited.

Debido a la intervención de la PGR y con base en la “carta crédito” el 17 de abril de 2006 un juez estadounidense acepto la repatriación de los más de 46 millones de dólares.

Hasta donde se tiene entendido este dinero lo cobraron los charros. Pero hasta el momento no se sabe nada acerca de su destino. Los altos mandos de PEMEX señalan que es falso que los 46 millones de dólares hallan sido utilizados para pagar adeudos que los charros tienen con la empresa, de tal forma que por este concepto a PEMEX no le llego ni un dólar.

Por otro lado, el 15 de mayo de 2007 Raúl Muñoz Leos ex director de pemex hizo una serie de declaraciones a la Secretaria de la Función Pública (SFP), donde señala que dichos recursos habían sido utilizados para pagar a pemex, en relación con el famoso quebranto por mil 724 millones de pesos, que fueron entregados a los charros de manera delictiva.

Como se podrá apreciar no hay nada claro en lo que se refiere al destino de los 46 millones de dólares, por tal motivo nos atreveríamos a decir que como todos los dineros que entran a las arcas sindicales estos ya pasaron a formar parte de la fortuna de los charros. Porque hasta donde sabemos no se le ha pagado nada ha arriba limited.

En ese tenor arriba limited ha estado tratando de congelar las cuentas del STPRM ante la CNBV. También va por el embargo de todos los vienes del sindicato, locales sindicales, deportivos, terrenos, hoteles, etc.

De acuerdo con los analistas, es imposible que los charros puedan evitar que se realicen las diligencias para el embargo de los bienes sindicales. Puesto que ya existe una resolución a favor de la empresa arriba limited, en la cual al STPRM lo único que le queda es pagar. De lo contrario ahí está el embargo.

A manera de conclusión:

Como se podrá apreciar el panorama no es nada alentador. Después de ser uno de los sindicatos más fuertes económicamente de América, en la actualidad y de acuerdo con las cuentas que manejan los charros el sindicato petrolero está en números rojos, si Arriba Limited logra embargar los bienes sindicales, nos quedamos sin nada.

En verdad es lamentable como estos delincuentes han acabado con el patrimonio de los trabajadores, les bastaron 15 años para acabar con el sindicato petrolero. Económicamente lo dejaron en la ruina. Acabaron con el contrato colectivo de trabajo.

Pero eso si, el señor de los amparos el charro-usurpador Carlos Romero Deschamps es uno de los hombres más adinerados de este país, uno de los mayores accionistas de Banorte, etc. Las autoridades de este País han demostrado una incapacidad para resolver los problemas que en verdad dejan al pueblo en estado de indefensión con este tipo de delincuentes. A los cuales la PGR en el proceso del pemexgate tan solo les pudo comprobar el delito de peculado y al final, ni esa acusación pudo sostener. Pero eso si como buena zalamera se presto para que les devolvieran los 46 millones de dólares a los charros, esperamos que cuando menos les hayan dado su mochada.

En ese sentido queremos señalar que los trabajadores petroleros en lucha por la democratización del STPRM, estamos en completo desacuerdo con estos dos escándalos, el pemex-gate y Arriba Limited. En donde los más perjudicados han sido los socios del sindicato, ya que se perdió casi en su totalidad el patrimonio sindical, producto del robo y saqueo perpetuado por los charros del STPRM.

Nosotros, Señalamos que no es posible que los charros nos digan que el sindicato está en números rojos. No conformes con esto ahora se está a punto de perder la estructura material del sindicato por los malos manejos y la corrupción que ha imperado.

Hay que señalar que los socios del sindicato nunca usufructuamos los bienes sindicales, puesto que los charros desde siempre sé han conducido como si fueran los dueños de los recursos materiales y económicos, dándose vida de Reyes, teniendo aviones, barcos, mansiones, joyas, dinero en abundancia para despilfarrarlo (el caso Barragán Camacho y Romero Deschamps son clásicos), etc. también se comportan como si fueran dueños de las instalaciones y recintos sindicales, tratando de manera prepotente, altanera y humillante a los trabajadores petroleros, quienes en realidad son los dueños.

En efecto los charros actúan como si fueran los dueños de la empresa y del sindicato, este hecho a sido permitido por las autoridades de la empresa y los diferentes Gobiernos.

A las autoridades federales PGR y STPS.

No es posible que no atiendan las demandas y denuncias hechas por los trabajadores petroleros en contra de la corrupción y actos delictivos. Y, cuando lo hacen se ponen a favor y al lado de los infractores, los charros. Estas muestras de su comportamiento lo único que hacen es darle impunidad a los charros. Desde 1983 el Movimiento Nacional Petrolero denuncio ante la PGR lo que pasaba con la concesión otorgada a los charros del STPRM, en donde se les permitía comercializar el producto residual. Hecho a todas luces anticonstitucional y fuera de la ley.

El 28 de julio del 2003, el Frente Nacional Petrolero (FNP) denuncia ante la embajada Americana el caso conocido como “43.2 millones de dólares” y lo que estaba pasando con Arriba Limited.

De igual forma el 15 de marzo de 2005 el FNP presento ante la PGR una formal denuncia en contra de los CC Carlos Antonio Romero Deschamps, Luís Ricardo Aldana Prieto, secretario general y tesorero respectivamente del STPRM, así como también a Fernando Carvajal Servin, Carlos Vasconcelos y Héctor Domínguez y quienes resulten responsables, por los delitos de fraude, robo a propiedad de la Nación y los que resulten.

Así mismo desde hace muchos años sé a estado denunciando el negocio que hacen los charros con la venta del trabajo. Ya que en pemex se paga para poder trabajar, venden las fichas, que no es otra cosa que el trabajo transitorio, venden las plazas definitivas, también venden las denominadas demandas de protección. En fin hacen un negocio redondo. Y a ninguna autoridad le ha interesado este tipo de problema que en verdad lacera a la sociedad. Las demandas que se han interpuesto están congeladas, ahí está la averiguación previa, Exp. A. P. 240/DGDCSPI/04

La venta de trabajo es un delito, pero Ustedes como autoridades no dan señales de vida. Es como si en este País las leyes no existieran. Y hablan de la aplicación de la justicia, del estado de derecho, del combate a la corrupción, cuando en realidad la impunidad está a la orden del día, promovida y solapada por Ustedes y las instituciones que representan.

Nuestra posición es clara.

Está situación para los integrantes del STPRM es preocupante ya que el reclamo que está haciendo Arriba Limited es de grandes proporciones. Los charros nunca se imaginaron que podían perder una demanda millonaria en dólares. Subestimaron los reclamos de incumplimiento de contrato y ahora el problema ha crecido de manera abrumadora. Y, el problema real radica en que ya existe una sentencia condenatoria.

Lo que a nosotros, trabajadores petroleros en lucha por la democratización del STPRM, no nos parece y por lo cual estamos pugnando es que se haga justicia. No aceptamos ninguna de las deudas contraídas por los charros del STPRM, desconocemos todos los acuerdos del pemex-gate y los contratos de ARRIBA LIMITED. Simple y llanamente porque en ningún momento los charros consultaron a las bases, mediante una asamblea como lo marcan nuestros estatutos, para llevar acabo las acciones que llevaron las cuales desembocaron en una serie de delitos y fraudes. Que paguen quienes los cometieron y no el gremio sindical.

Reclamo:

Sr. Felipe Calderón Hinojosa. Aquí le presentamos otro caso de actos delictivos y corruptivos en donde los charros están directamente involucrados. En ese sentido le solicitamos gire sus instrucciones con la finalidad de que se investiguen estos hechos y se castigue a los responsables.

La perdida del patrimonio sindical estimada en más de tres billones de pesos en 1989, y las grandes cantidades de dinero que los charros han pedido en nombre y para beneficio de los trabajadores, el robo de nuestras cuotas sindicales, así como el negocio de la venta del trabajo. Entre muchas otras, no pueden ser ignoradas por Usted y su administración. De lo contrario seguirían siendo como hasta ahora cómplices.

No pueden decir que están combatiendo la corrupción, la impunidad y la delincuencia. Cuando Ustedes mismos son los que la promueven y la permiten.

¡¡¡Fuera Charros del STPRM!!!

Trabajadores petroleros en lucha por la democratización del STPRM.
Unidos venceremos.

Dirección electrónica: petroleros36.blogspot.com
Correo electrónico: petroleros36@gmail.com

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home