jueves, septiembre 28, 2006

Astillero de Hoy.

Julio Hernández López

Fuente:

Sudario nacional
El migrante Ortiz
Felipe Continuón
Oaxaca resiste

Los sudorosos que nos gobiernan producen perlas declarativas sin par (políticamente suda Felipe en cuanto acto más o menos público se asoma, climáticamente suda Fox en Cozumel mientras lo persiguen las protestas, religiosamente le suda a Norberto a la hora de declararse inocente de complicidades pederastas: suda el cura, suda el Papa, y hasta la mujer más guapa... ¡oh, no: ese es otro verso, y otras las secreciones!).

Inspirada transpiración política del superlativo gerente de la perla de la economía nacional llamada Banco de México que reapareció ayer -siempre él perlado de sudor cuasi proletario- en los estantes declarativos internacionales -The Dallas Morning News- para anunciar que está de acuerdo en que Estados Unidos ponga trabas a los mexicanos especializados olímpicamente en salto de frontera norteña.

Sudoroso sudoku político mexicano: si a Ulises Ruiz se le ilumina la cara con una cínica congratulación consigo mismo porque en entrevista televisiva dice, creyéndose meteorológicamente original, que entre más negra es la noche (oaxaqueña) más cerca está la aparición de la luz (¿luces de bengala al estilo 2 de octubre?), a Guillermo Ortiz le parece positivo que los gringos levanten murallas y cierren el paso a los sureños laboralmente trashumantes, pues así México tendría la bellísima posibilidad de retener a sus pobladores en casa y, sabedora la Patria de que sus hijos no habrían de pegar el brinco al otro lado, entonces sí que sería posible crear trabajos para esos viajeros sin visa a los que de otra manera para qué conseguirles chambas que no habrían de tomar. ¡Oh, sí: al oír al genio migrante apellidado Ortiz, una espalda mojada comprende la Gran Oportunidad de usar una toalla que la vida le da!

Los del PRD sudan la gota enflaquecida porque el PRIAN les ha convertido su segundo lugar de recepción de votos en mera bola de humo legislativo. Si el líder nacional resistente ha mandado al diablo "sus" instituciones, los repartidores del pastel llamado "sus" comisiones han mandado al diablo a los perredistas ávidos de presupuestos, oficinas y canonjías sanlazarinas (el líder, mientras tanto, viaja, convertido temporalmente en promotor del voto tabasqueño en favor de un candidato Ojeda que tiene un añejo pasado ahumado). Recordarán los amables lectores cuántos exhortos sinceros y bien intencionados lanzaron los adversarios del movimiento lopezobradorista a los perredistas de buen corazón para que aprovecharan a plenitud las legítimas ganancias comiciales que les habían convertido ¡en la segunda fuerza legislativa! La susodicha zanahoria de utilería les estaba siendo catafixiada ayer a los marchantes del sol azteca por otro vegetal de menor tamaño y afinado picor.

El hombre en busca de establecer un minimato, Vicente Fox, ni suda ni se abochorna a la hora de decir a empresarios reunidos en Cancún que el próximo gerente constitucional de la República habrá de seguir la línea trazada por quien sueña con vigilar el comportamiento del rancho nacional desde su hacienda de San Cristóbal con lago artificial adonde el mayordomo Felipillo acudirá cotidianamente a rendir cuenta del manejo de los bienes obviamente ajenos. Al hablar de las políticas públicas que deben ser mantenidas "por el tiempo suficiente" para que "rindan los resultados esperados", Salinas de Gortari aseguró que Zedillo, perdón, Fox dijo que podía "asegurar que esto va a continuar; seguramente muchas de las políticas estarán presentes para rendir el fruto deseado". Ernesto Calderón, es decir, Felipe Zedillo, es decir, el Licenciado F. C. (iniciales que no significan "Futbol Club"), queda así públicamente exhibido a seguir siendo el mismo, es decir, el heredero del continuismo, más aún cuando continúan las presiones para que el chaparrito electo (¡Querida, encogí al electo!, se oye decir en una cabaña pinolera) acepte por decisión propia que le ha sido impuesta la conservación en su cargo de funcionarios claves como el comisionado del Yunque en la calle Bucareli, monseñor y abad Scal, e incluso el procurador federal capicúa (su cabeza comienza y termina en los negocios protegidos de los hijos bribiescas a los que contra el brazo de la ley vacuna) y el mismísimo negociador con uniforme verde olivo que por sí mismo consiguió desfilar por las calles del centro capitalino sin que los civiles entrampados le ayudaran a mayor cosa. (Ironía de la historia: imponer al impuesto, pleonasmo fiscal, exceso político, queriéndole negar a Felipe Continuón la posibilidad siquiera de nombrar su gabinete entero.)

El foxismo, y su entenado, el calderonismo, han hecho sudorífera alianza con los gobernadores priístas para defender a Ulises Ruiz a cambio de que esos mandatarios de tres colores apoyen en diciembre la instalación de Felipe bicolor. Jugando a los soldaditos en zonas minadas, los estrategas bonsai siguen sin entender la dimensión y la textura del movimiento social oaxaqueño que tiene tomado el control de la ciudad capital, ramificaciones en otras poblaciones de la entidad y una marcha que se acerca al Distrito Federal. Ayer, a pesar del muy difundido amago de que la fuerza pública intervendrá en Oaxaca, los profesores de la sección 22, en asamblea de delegados y a mano alzada, decidieron no regresar a clases y sí continuar en lucha con el resto de la APPO, a pesar de las maniobras y las versiones de división entre el segmento magisterial y los demás integrantes de ese movimiento. Los opositores a la supervivencia política de Ulises Ruiz están decididos a pelear porque creen firmemente en lo que dicen, mientras los hombres del poder, los sudorosos que se abochornan y enrojecen con los hervores de las calderas por ellos mismos agitadas, creen con simpleza desazonada que mediante el uso de la fuerza extrema podrán solucionar problemas políticos y sociales de antigua data pero reciente condensación. ¡Uf, qué calor!

Y, mientras esta columna relee Los Amorosos, a pesar de las explosiones de sudor que también hay en Chiapas con otro Sabines que llega a la gubernatura, y mientras la amorosa señora Me Harta anuncia a sus súbditos que dejará la corona yéndose "feliz y tranquila", ¡hasta mañana, en esta sección que no sella su frontera mental (sigan atentos a La Otratele, y coman frutas y verduras)!

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home