jueves, agosto 06, 2009

Desde Oaxaca el Presidente Legítimo dice:

No es que en México falte presupuesto, ¡lo que pasa es que se roban todo!, señala

AMLO: los sueldos de magistrados, una inmoralidad ante el sufrimiento del pueblo

Fabiola Martínez
Enviada

San Sebastián Nicananduta, Oax., 4 de agosto. Desde la región mixteca, Andrés Manuel López Obrador calificó de grosería e inmoralidad los sueldos de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cuyos privilegios contrastan con el sufrimiento del pueblo.

“Cuando a los magistrados del tribunal electoral les llega su bono, adicional a su salario, dicen entre ellos: ‘ya llegó Bonifacio’, ¡imagínense lo vulgares que son!”, dijo durante el inicio de una gira de seis días por 38 municipios oaxaqueños regidos por usos y costumbres, es decir, fuera de la lucha partidista y donde el presidente se elige en una asamblea.

Este martes, el ex candidato hizo una pausa en los mensajes alusivos a las contiendas electorales y habló básicamente de la miseria que azota a millones de mexicanos; de las situaciones contradictorias e insultantes que ocurren en nuestro país, y de la persistencia de altos niveles de migración, forzada por la falta de oportunidades.

Sin embargo, al mismo tiempo, advirtió, hay funcionarios públicos que ganan hasta 600 mil pesos al mes, como los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), o 343 mil, como los magistrados electorales. Esa cantidad que se embolsa uno solo de los altos funcionarios del Poder Judicial equivale casi al presupuesto de uno de estos municipios de la mixteca.

“Hoy viene en la primera plana del periódico La Jornada que magistrados del tribunal tienen atención médica privada, dos coches de lujo, choferes, cocineras, niñeras para sus hijos y nietos, prima vacacional, etcétera. Con sueldos de más de 4 millones al año (...) Entonces, no es que en México falte presupuesto, ¡lo que pasa es que se roban todo!”, expresó.

En la región mixteca el reclamo común es la falta de empleo, no sólo para quienes tienen que irse de México, rumbo al norte, en busca de una alternativa de sobrevivencia, sino para mujeres y adultos mayores, muchos de ellos discapacitados o enfermos, que no encuentran ninguna esperanza para salir adelante, ni siquiera con la pobre comercialización de sus artesanías.

A pueblos como San Sebastián Nicananduta, San Antonio Monteverde, San Juan Ñumi y San Pedro Mártir Yucuxaco sólo es posible llegar a través de largos y rudos caminos de terracería; una complicación –cuentan los pobladores– para quien se enferma de noche o de madrugada y debe batallar, ante los trechos angostos, empedrados y polvorientos, para llegar a Tlaxiaco. Quizá por ello, lo primero que hacen cuando ven a López Obrador es contarle sus avatares con la artesanía o los caminos: el gobierno pide mil o dos mil pesos por familia para que venga la carretera.

Mientras escuchan al visitante, las mixtecas siguen tejiendo, al puro tacto, con una habilidad asombrosa, los petates y sombreros de palma; sincronía sólo de sus dedos para terminar, en uno o dos días, el tapete que podrán vender, casi sin ganancia, en 20 pesos: Llévelo aunque sea a cinco pesos, suplica una anciana.

El ex candidato presidencial pidió confianza a los oaxaqueños y que valoren su experiencia en la atención de los pobres, porque, comentó, “desde 1977, después de terminar la universidad, regresé a mi tierra, Tabasco, y fui director del Instituto Nacional Indigenista.

Ahí, en la región maya-chontal aprendí a trabajar con la gente humilde, entonces ténganos confianza, nosotros estamos con la gente pobre, expresó.

El Presidente Legítimo de México ya recorrió los 2 mil 38 municipios regidos por partidos políticos y, desde el viernes pasado, inició la etapa para visitar los 418 ayuntamientos de usos y costumbres, todos ubicados en Oaxaca, 76 de éstos en la mixteca.

En esta gira es acompañado por los senadores Salomón Jara (PRD) y Gabino Cué (Convergencia), quienes van anotando las peticiones de los ciudadanos y también reciben los reclamos de quienes consideran que no han sido debidamente atendidos por sus legisladores. La organización también resulta de la posibilidad de que Cué podría ser, por segunda ocasión consecutiva, candidato a gobernador.

Y en ese contexto, el Presidente Legítimo sigue pidiendo a los oaxaqueños no desperdiciar la oportunidad de sacar al PRI de la gubernatura, actualmente en manos de Ulises Ruiz, el gran corrupto, como le llama.

  • SUELDOS?
    FELIPE
    NO SON SUELDOS SON SOBORNOS QUE RECIBEN PERSONAS SIN MORAL,QUE VENDEN SUS CONCIENCIAS Y VOLUNTADES A LOS PODEROSOS QUE SOLO ASI PUEDEN GOBERNAR.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home