sábado, agosto 08, 2009

Carta de Amnistía Internacional a Calderón

Lic. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa
Residencia Oficial de "Los Pinos"
Casa Miguel Alemán
Col. San Miguel Chapultepec
México, DF
CP 11850
México

7 de agosto de 2009
Estimado Señor Presidente:

Mientras se prepara para la cumbre trilateral con el presidente estadounidense Barak Obama y el primer ministro canadiense Stephen Harper, la cual tendrá lugar en Guadalajara, Jalisco, del 9 al 11 de agosto, Amnistía Internacional le insta a garantizar que la preocupación por la protección de los derechos humanos sea un tema fundamental en sus reuniones.

Como en cada Cumbre, desde la primera realizada en 2005, Amnistía Internacional ha escrito a los líderes de América del Norte con anticipación. Hemos señalado una serie de temas de derechos humanos compartidos entre Canadá, Estados Unidos y México, incluyendo pueblos indígenas, migración, sistema de justicia y leyes y políticas de seguridad nacional. Hemos instado a los líderes a comprometerse conjuntamente y a desarrollar planes mutuos de acción para resolver estos importantes temas de derechos humanos.

En esta ocasión mis colegas Alex Neve, Secretario General de Amnistía Internacional Canadá sección inglesa y Beatrice Vaugrante Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional Canadá sección francófona han enviado misivas al primer ministro canadiense planteando preocupaciones y recomendaciones similares.

Además de estas preocupaciones específicas en derechos humanos, hemos notado que la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad (ASPAN), que ha ido definiendo la relación entre Canadá, México y Estados Unidos, tiene implicaciones amplias para la protección de los derechos humanos.

Hemos expresado nuestra decepción de que en los tres países tanto el desarrollo como la implementación de la ASPAN se han llevado a cabo de manera secreta, sin reportes públicos ni participación parlamentaria. También hemos expresado nuestra preocupación por que, aunque se han creado varios grupos de trabajo y organismos especializados como parte del proceso de la ASPAN, no se ha establecido una institución o proceso con un mandato específico en materia de derechos humanos.

Señor Presidente, durante los últimos años hemos subrayado consistentemente dos recomendaciones transversales, cruciales, que creemos ayudarán a fortalecer la protección a los derechos humanos en la relación de América del Norte. Aquí le repetimos estas recomendaciones y le instamos a mencionarlas en sus reuniones con el presidente Obama y el premier Harper.

• Instaurar medidas reales y efectivas para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en el desarrollo e implementación de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad.

• Acordar el desarrollo de una institución o proceso experto e independiente con el mandato de vigilar y proveer consejo sobre los temas de derechos humanos que surjan en el contexto de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad y en otras dimensiones de la relación de América del Norte.

La seguridad y prosperidad, sin garantías de respeto a los derechos humanos, es un falso planteamiento.

Esperando su respuesta, le agradezco su atención y le envío un cordial saludo.

Atentamente,


Alberto Herrera Aragón
Director Ejecutivo
Amnistía Internacional México

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home