lunes, julio 06, 2009

Ladillas - Carta a don Laurencio Ceviche

Ladillas

Carta a don Laurencio Ceviche

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

…donde el chamuco, fiel a lo que es, un hijoeputa, le da consejos dignos de don Nicolo o del buen Iago a don Laurencio Ceviche…

A Don Laurencio Ceviche, príncipe del CCE y caballero de la Gran Orden del Osito Diabólico:

Viendo los resultados obtenidos, hasta usted, don Laurencio, estará de acuerdo que FECAL es un pendejo. ¡Ojala que ser pendejo fuera el único defecto de FECAL! Ya es generalizada la creencia de que FECAL, aparte de ser un pendejo, está salado. Saló a la delegación olímpica. Saló a la selección nacional. Saló a Wall Street. Saló a McCain. Saló a la industria turística quesque para “salvar a la humanidad”. Saló las guarderías del IMSS cuando en el 2007 declaró que en ellas “los chamacos no se les van a quemar”. Saló al PAN al grado que no gana ni la alcaldía de San Adolfo Hitler, Xalisco. Saló a todos los empresarios que lo apoyaron pues a estos les están secuestrando y matando a sus hijos y sus empresas quiebran. En suma, FECAL saló a México y a los mexicanos. Y lo único que se duda es si saló a su camotito y por eso este se estrello o si fue por besuquearse con su camotito que FECAL acabó salado. La Gualmar no le daría chamba ni de “viene viene” pues acabaría también salada.

Lo cito a usted don Laurencio: “el gobierno de FECAL ya acabo de hecho si no de derecho”. Yo por mi parte pienso que nunca empezó de derecho pero esa es solo la opinión de un chamuco pendejo. Pero en algo si estoy de acuerdo con usted, don Laurencio: FECAL ya no gobierna (si acaso alguna vez gobernó) y la chalupa de gran calado que es el estado mexicano navega a la deriva, escorando, haciendo agua, y la tripulación y pasajeros amenazan con amotinarse y desatar un estallido social.

Seguramente usted, don Laurencio, no desea que haya un estallido social en México. (Si se despierta el México bronco entonces que San Vergón nos agarre confesados.) Para eso servirá, tal vez, FECAL, para implantar un estado de sitio en el país, con retenes cada cien metros. ¿Pero quien asegura que “la mano dura” de un pendejo salado como FECAL será suficiente para evitar que se despierte el México bronco? ¿Todavía le tiene usted confianza a FECAL, don Laurencio?

Usted, don Laurencio, espera que en el 2012 el PRI pueda aprovecharse de la pobreza generalizada comprando votos a cambio de despensas y se imponga a Yimi Neutron y que este pueda aguantar mientras se recuperan los gringos. Entonces seria “business as usual” otra vez y los pobres se volverían a ir de mojados y los gringos se encargarían de darles empleo y naiden les andaría cobrando impuestos a usted y a los otros barones del CCE.

El riesgo, don Laurencio, es el que ha expresado Pablo Hiriart, el sobrino de Pinochet. Hiriart teme que de aquí al 2012 la pobreza (causada por la torpeza de FECAL) sea tan espantosa que finalmente el apático pueblo mexicano decida mandar a la chingada a los que lo oprimen (incluyéndolo a usted, don Laurencio).

En el mejor de los casos los mexicanos elegirían a AMLO a la presidencia en el 2012 pero en el peor se desataría el México bronco. Y si AMLO sube a la silla, don Laurencio, usted y el resto de los barones del CCE volverían a pagar impuestos y olvídense de meter mano en PEMEX. Pero si se desata el México bronco, pos vaya sacando boleto a Madrid, don Laurencio, y olvídese de México.

Creo, don Laurencio, que usted estaría de acuerdo que de alguna manera habría que reactivar la economía mexicana para que la pendejez de FECAL no despierte al México bronco. Francamente, si se despierta el México bronco, don Laurencio, no ganaría nadie, ni usted, ni AMLO, ni los mexicanos.

Pero reactivar la economía les costaría a los empresarios, don Laurencio, pues ustedes tendrían que volver a pagar impuestos, como si estuvieran bajo el régimen de AMLO. Y los gringos no estarán, por varios años, en condiciones de mantener a flote la moribunda economía mexicana, mucho menos reactivarla. Y PEMEX ya no da para mas porque los PANistas desinflaron Cantarell a lo pendejo.

¿Qué opciones tiene usted don Laurencio? Hay que ser pragmáticos. Debido a los resultados del cinco de julio el PRI ya está al frente del gobierno. Don Beltrone es el presidente de facto. ¿Por qué no de plano adelantar el 2012 y deshacerse de una vez de FECAL? El dinosaurio demostró ayer que tiene gran control sobre sus bases.

Don Beltrone seria el indicado para seguir desplumando a los mexicanos, dándoles atole con el dedo, aprobando un nuevo ROBAPROA e imponiendo el IVA en alimentos y medicinas. Tal vez ansina medio siga a flote la chalupa de gran calado mientras reviven los gringos y usted y los otros barones no tendrían que pagar impuestos. ¿Por qué entonces tienen ustedes que seguir sufriendo de aquí al 2012 el estorbo que es FECAL? ¿Por qué arriesgar que en el 2012 gane AMLO o que se desate el México bronco?

Bien, don Laurencio, le aconsejo que vea al sur, a Honduras, donde la clase empresarial, el pequeño grupo de familias oligarcas que gobiernan ahí, quitó a un presidente. ¿Cómo lo hicieron? Pues comprando a los militares y usando el poder de los medios para vender la idea de que todo fue un “cambio constitucional”.

Claro, las cosas no le están saliendo a Gorileti como se esperaba. Zelaya tiene un gran aliado en Chávez. Pero México no es –todavía—Honduras. Dígame, don Laurencio, ¿a poco Chávez protestaría si los empresarios quitaran a FECAL? Acuérdese que en Honduras no hay petróleo. Si a los gringos y los gachupines, don Laurencio, se les asegura que se les dará PEMEX, ¿a poco objetarían si se quita a FECAL?

Y respecto a AMLO y los renegados, pos a ellos les vale que pelele pongan usted y las treinta familias en la silla. De todas maneras le van a mentar la madre. Lo que si es seguro es que festejen la caída de FECAL y hagan preparativos para la caída de don Beltrone. Después de todo, si este no da el kilo usted y los barones del CCE lo quitan y ponen a otro pelele ¿verdad?

Yo, el chamuco, le aseguro a usted, don Laurencio, que si es posible comprar un generalote en México. Idealmente se trataría del encargado del EMP. Pero se requeriría mucho más cuidado que en Honduras en cuidar “las formas”. Después de todo, se supone que el ejercito mexicano, “egresado de la revolución”, es un ejercito ciudadano, institucional, y no es pretoriano. O sea, le va a costar caro don Laurencio. Pero acuérdese que a la larga seria mas barato un golpe de estado que permitir que FECAL despierte al México bronco por su pendejez.

Yo, el chamuco, le aconsejo, don Laurencio, que lo mejor seria un golpe palaciego, discreto, sin bulla, todo en familia. FECAL seria arrestado ahí mismo en Los Pinos y resguardado en el bunker bajo este mientras se instala su substituto. (Ahí en ese bunker hay chupe y FECAL estaría contento.) No creo que haya alguien lo suficientemente pendejo para hacerse matar por ese infeliz.

También es necesario que se arreste a Pedro Picapiedra y que este firme su renuncia y que don Beltrone asuma la cartera de secretario de gorilación. Acto seguido FECAL firmaría su renuncia a la presidencia “por razones de salud” y don Beltrone asumiría el cargo. Los jilgueros de la televisión saldrían entonces al aigre y dirían pendejadas como “…hoy México ha dado una lección de democracia al mundo…”, etc., etc.

¿Y que hacer entonces con FECAL? Usted, don Laurencio, naturalmente teme que si se deja vivo a FECAL este empiece a chillarle a la OEA como Zelaya. Lo más sencillo es anunciar la muerte del Elliot Ness mexicano por “exceso de trabajo” o “cirrosis hepática” aunque en realidad se trate de una intoxicación de plomo. Naiden, ni siquiera la Barbie, derramaría una lágrima por ese infeliz pendejo.

Pero vamos a asumir que no se le da chicharrón a FECAL. Entonces, don Laurencio, póngalo en un avión rumbo a Madrid. Ahí se le bajaría en una zona de antros. Previamente se acordara con los cantineros de la zona que FECAL podrá beber hasta caerse de borracho y comer cuantas tapas se le antojen, todo de a gratis, pagado por el CCE. Asegúrese también de que varios ‘chulos’ madrileños le empiecen a sobar las nalgas y le hagan propuestas indecorosas.

Deje que FECAL sale a los gachupines, don Laurencio, ya bastante ha salado a México y a los mexicanos. Le puedo asegurar que FECAL estará muy contento chupando botas y penes en Madrid el resto de sus días. Para él gobernar México es, según su propia confesión, un infierno. Pero pasársela borracho y con un gachupin aplastándole los mojones seria para él como estar en el cielo. Exílielo de esta manera, don Laurencio, y no tendrá usted que mancharse las manos con la sangre de FECAL. México y los mexicanos y hasta FECAL se lo agradecerán.

Atte.

Lic. Mefistófeles Satanás

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home