martes, junio 10, 2008

Lecciones de Historia de México para los PANistas – La Colonia

Lecciones de Historia de México para los PANistas – La Colonia

(Conferencia Magistral del Dotor Mierdorico Goering, senador del PAN, dada en la cofradía Marcial Maciel del Yunque en San Adolfo Hitler, Xalisco.)

Goering: Hermanos del Yunque, hoy, hoy, hoy, les hablare sobre la colonia, una época dorada en que la iglesia era la ley suprema. Y tengo aquí unos documentos inéditos de la “Breve y Sacra Relación de los Desmadres de la Nueva España” escrita por el beato franciscano Venancio Tres Pujidos en el año de 1588. Se trata de los detalles de un juicio de herejía en contra de un indio que aparentemente tenia pacto con el demonio. Tomo lugar en la corte del arzobispo primado de Méjico (con jota). Bien, les leo…

Arzobispo: "Buenos días tengan sus mercedes."

Archimandril: "Buenos días tenga su señoría."

Arzobispo: "Y bien, ¿que tenemos hoy?"

Archimandril: "Lo de siempre, casos de herejía, señor Arzobispo."

Arzobispo: "Pues que pasen los involucrados."

Archimandril: "¡Luz Maria Nananina!"

Nananina: "Buenas y santos días tengan sus mercedes."

Archimandril: "¡Rudersindo Caldeiro y Escobiña!"

Rudersindo: "¡Presente! Y déjeme deciros, casto príncipe de la iglesia, el gran gusto que me da que no se me clasifique como criollo, ¡Josu! Ha de saber que yo soy 100 por ciento castizo, hijo de Galicia, hidalgo, y cristiano viejo."

Arzobispo: "¿Usted viene de Galicia? ¿De que parte?"

Rudersindo: "¡Hostia! De Butrafago de las Alpargatas."

Arzobispo: "Archimandril, pongale cien maravedíes de multa a Rudersindo."

Rudersindo: "¿Pero porque su señoría?"

Arzobispo: "A mi me asaltaron en Butrafago de las Alpargatas cuando iba rumbo a Vigo para embarcarme a la Nueva España."

Rudersindo: "Yo protesto que...por mi santa madre...que yo..."

Arzobispo: "Pongale otros cien por protestante confeso. Y bien, ¿quien es el acusado?"

Archimandril: "¡Jose Ixtlixochitl Tres Patines!"

Tres Patines: "¡A la reja! Chico, señor Arzobispo, déjeme decirle a bueycencia que os veo muy mono con esos olanes en el pescuezo."

Arzobispo: "Es la ultima moda en el escorial. El rey, don Felipe, que Dios guarde, las usa."

Tres Patines: "Pos ansina no se le ve el pescuezo de guajolote ¿verdad?"

Arzobispo: "Pongale diez azotes a Tres Patines por falta de respeto al rey. Y no se dice guajolote. Se dice pa-vo."

Tres Patines: "¿Pa-vo? ¿No es guajolote? ¿O pipila?"
:
Rudersindo: "¡Hostia! Tres Patines, escuchad lo que se os enseña, a ver si aprendéis a hablar como gente de razon."

Arzobispo: "Acabemos. ¿De que se le acusa a Tres Patines?"

Nananina: "Pues nada, señor arzobispo, que Tres Patines paso por mi casa diciendo que era indio herbolario y curandero. Y ya vide su señoría que yo sufro de almorranas."

Arzobispo: "Yo no estoy enterado de eso."

Rudersindo: "Bueno, bueycencia, según me contaron en el mesón usted y Nananina..."

Arzobispo: "¡Archimandril! Pongale diez latigazos y una sesión en el potro a Rudersindo por faltarle el respeto a la iglesia. ¿Pero y que con Tres Patines?"

Rudersindo: "Pues yo lo acuso de tener pacto con el diablo."

Nananina: (suspiro) “¡Siiiii!”

Tres Patines: "¡Momento! Chico, ¡yo no tengo pacto mas que con mi señor Huichilobos!

Arzobispo: "¿Pero entonces usted admite tener pacto con el Huichilobos? ¿Tiene ídolos usted?"

Tres Patines: "Chico, tengo dos, pero por respeto a Nananina ¡pos no los voy a mostrar!"

Arzobispo: "¡Ídolos! ¡Tres Patines!"

Tres Patines: "Luego lo acusan a uno de hereje por andar exponiendo las vergüenzas..."

Arzobispo: "Pongale cien duros a Tres Patines."

Tres Patines: "¿Pero por que chico? Ta gueno, ¡me bajo los chones!"

Arzobispo: "Pongale cien mas, por lujurioso. Continuemos."

Rudersindo: "Docto y erudito juez..."

Arzobispo: "Y a todo esto, ¿usted que vela tiene en este entierro, Rudersindo?"

Rudersindo: "Pues vera usted, o príncipe de la iglesia, sabed que yo estudie medicina."

Arzobispo: "¿Es usted galeno?"

Tres Patines: "Chico, ya admitió que era gallego."

Rudersindo: "¡Hostia! ¡Su señoría tiene la paciencia de Job para lidiar con estos brutos! Si, señor arzobispo, estudie, por correspondencia con la Universidad Pontificia de Butrafago de las Alpargatas."

Arzobispo: "¿Por correspondencia? ¿Estudio medicina por correspondencia?"

Rudersindo: "En efecto, señor arzobispo. Me tomo años, ya vide su excelencia que los buques cuando no naufragan los toman los piratas. Es mas, todas mis lecciones de segundo año se las robaron los ingleses."

Arzobispo: "Bien, se le acepta sin conceder la condición de medico. Abrevie. ¿Que menesteres se traen usted, Nananina, y Tres Patines?"

Nananina: "Pues decía que yo sufría mucho de almorranas y Tres Patines se ofreció a curármelas."

Tres Patines: "¡Ya empezó la calurnia, chico, la calurnia!"

Nananina: "Pues es la verdad."

Arzobispo: "¿Y se sometió al tratamiento?"

Tres Patines: "Chico, ¡pregúntale si quedo satisfecha!"

Nananina: "Ay, señor arzobispo, me da pena..."

Tres Patines: “Es insaciable, chico, in-sa-ci-a-ble.”

Rudersindo: "Ahi entro yo, senor juez, Tres Patines se desapareció del pueblo...."

Tres Patines: "Chico, hay ciertos hongos que solo los puedes cortar el día de San Juan...me fui a la montaña, chico. Y es que Nananina se zampo toda mi existencia durante las sesiones, tu sabes, chico, se puso eso muy romántico.”

Arzobispo: "Ponganle cien pesos de multa archimandril a Tres Patines y a Nananina.”

Nananina: “¡Ay! ¿Por qué señor arzobispo?”

Arzobispo: “¡Por delitos contra la salud!"

Rudersindo: "El caso es que Nananina se presento conmigo, pidiéndome que reprodujera el tratamiento de Tres Patines. ¡O sapiente y casto príncipe de la iglesia! Atentaría yo contra la decencia si le describiera los masajes a los que la sometió Tres Patines."

Tres Patines: "Es medicina tantrica, chico, me acaba de llegar un pergamino con la nao de China. Mire, el kama no se que. Muy interesante, chico."

Arzobispo: "Confisque el libro archimandril."

Tres Patines: "No hay derecho, chico, yo te lo prestaría. Te recomiendo el tratamiento en la pagina 13, me arreglo la columna que la tenia desviada."

Arzobispo: "Ya me imagino el tratamiento."

Rudersindo: "Yo de inmediato sangre a Nanaina, pero no tenia ya remedio. El indio este tiene pacto con el diablo."

Arzobispo: "Bien, ya oí suficiente..."

Archimandril: "Venga la sentencia!"

Arzobispo:
"Tres Patines,
Que admite con Huichilobos pacto,
Tuvo con Nananina impuro contacto.
Merece ir al presidio
En este almorranicidio.
Que sea pues apresado,
A la inquisición consignado
Donde será torturado,
Hasta que haya confesado.
Y sirva esto de advertencia:
Quien transgreda la decencia
Hará aquí acto de presencia
Y rogara por mi clemencia."

FIN

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home