sábado, diciembre 02, 2006

Redes Ciudadanas de Jalisco mandan lo siguiente.

jueves, noviembre 23, 2006
Opinión - Gabriel Torres Espinoza
El tiempo de los duros

Gabriel Torres Espinoza - Público Milenio 23/11/06

El segundo gobernador de alternancia en Jalisco salió corregido y aumentado. Poco carismático, autoritario, adverso a la transparencia, indiferente hacia los derechos humanos y las ONG, admirador profundo de la disciplina política, conocedor de las viejas pero efectivas formas priistas: Francisco Ramírez gobernó, indudablemente, el estado de Jalisco.

Su principal divisa fue la gobernabilidad, sólo que autoritaria. A Francisco Ramírez sus apuestas políticas le favorecieron. Es astuto, con un olfato agudo y una mano muy firme. Paco, como le dicen sus allegados, es un animal político. Por las buenas o por las malas él se las arregla para salirse con la suya. Sabe perfectamente para qué sirve el poder y lo usa con la familiaridad de quien toda la vida estuvo en contacto con él. Aprendió a gobernar bajo el régimen autoritario del PRI, con sus múltiples amigos priistas, y le resultan cómodas las viejas formas que ahora ni en el PRI recuerdan tan bien como él. Tal vez por ello, justamente, es que seduce con gran facilidad a los políticos priistas; desde diputados, senadores, presidentes municipales y, por supuesto, hasta Arturo Zamora. Los puede comprar, reunir, emborrachar, acordar con ellos y hasta usarlos para contener las presiones de su propio partido. Francisco Ramírez gobernó Jalisco más con el apoyo y las formas del PRI, que con los diputados y las doctrinas panistas. Paco fue el primer panista de Jalisco y el primer priista también.

El único contrapeso real de Emilio González y su equipo ultraderechista será la mano firme y la eficiencia política de Francisco Ramírez. No ha sido un gobernador de resultados en lo económico, lo social y menos en transparencia. Su mayor divisa es hacer, ejercer y entender la política y no es extraño que sea a gobernación, el lugar por excelencia para un político eficiente pero sin escrúpulos, a donde le hubiesen invitado. Paco es un hombre del poder y para el poder. Sus peores enemigos hoy se encuentran en su propio partido, al igual que los de Calderón (el Yunque), justo por ello las afinidades entre ambos deben ser grandes en materia política.

En gobernación Francisco Ramírez Acuña tendría la oportunidad de cooptar, comprar, acordar y vencer a sus enemigos. Difícilmente buscará convencer. Paco no es de razones, es de decisiones. Él no convence, busca vencer a sus enemigos. A pesar de su enorme colmillo político para ejercer el poder, Ramírez Acuña se enfrentará a un enemigo que no conoce, porque el PRD en Jalisco no tiene relevancia política. En gobernación tendrá de frente al PRD capitalino, a la izquierda del sur del país y al insistente Yunque panista esperando que se equivoque. Sus mejores aliados son los gobernadores priistas y, tal vez, los muy allegados a Calderón que no militan en la ultraderecha.

El gobernador más carismático de Jalisco es apenas senador. El gobernador más repudiado de la época democrática será nada menos que secretario de Gobernación. La diferencia fue la eficiencia para ejercer el poder y el éxito en sus apuestas políticas. Este es el tiempo de los duros, ni duda cabe.

gtorres@milenio.com

------------------------------------------------------
Dia con dia queda claro: quienes alaban esta democracia simulada son como los tontos que nunca han visto a Dios y ante cualquiera se hincan. Rayuela, Jornada Jalisco 13Nov06

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home