miércoles, septiembre 06, 2006

El Tribunal Electoral se traicionó a sí mismo y a la democracia: Duarte

Palabras de Horacio Duarte Olivares, representante de la Coalición Por el Bien de Todos ante el IFE, en la Asamblea Informativa, en el Zócalo de la Ciudad de México México, Distrito Federal
Compañeras, compañeros: El día de ayer, día de luto para la democracia en nuestro país, el Tribunal Electoral emitió una resolución que quiere y busca imponer al pelele en la Presidencia de la República.

El Tribunal emitió una resolución que nada tiene que ver con la aplicación de la ley ni con el respeto a la Constitución. Es una resolución plagada de incongruencias, de contradicciones y de falsedades. Es una resolución que sólo quiso dar un barniz de legalidad a un descarado fraude.

Por eso, esa resolución del Tribunal es una resolución apócrifa para el derecho y para la constitucionalidad de nuestro país. El Tribunal mintió cínica y descaradamente, dijo falsedades como las siguientes: Señaló que no se ofrecieron las pruebas necesarias para demostrar por qué esa elección no debió haberse calificado como legal.

Dijo que no se pudo cuantificar el daño y el impacto que tuvo la guerra de propaganda negra en contra del legítimo Presidente de los mexicanos. Dijo el Tribunal que no contaba con los elementos científicos para medir el impacto de la guerra sucia en la campaña. Seguramente el Tribunal quería que le trajéramos a varios millones de ciudadanos para que declararan que habían cambiado su voto por la guerra sucia. Pero lo que sí se atrevieron a decir fue, con total cinismo, que la no asistencia al primer debate, eso sí, había tenido, dijo el Tribunal, un impacto en la modificación de los resultados. Qué cinismo de ese Tribunal. Y aún más, el Tribunal dijo que ahí, en la campaña, se había conducido de manera irrespetuosa nuestro candidato y que por eso había tenido una baja en la intención del voto. ¿De dónde obtiene el tribunal tal conclusión? En todo su argumento dice que no tiene datos, que no tiene elementos para probar que la guerra sucia impactó en el ánimo de los electores, pero cuando se trata de nuestra parte, rápidamente encontró elementos y calificó nuestra actuación. Por el otro lado, el Tribunal, al analizar los spots de una parte de la cúpula empresarial, del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que el Consejo Coordinador había violado la ley, que había afectado los principios de igualdad, de legalidad y de equidad en la contienda, pero dice que no encontró ni supo a qué hora se transmitieron los spots ni en qué canales de televisión. Qué cinismo de esos magistrados. Dijo también, de manera cínica, que los cientos de panfletos que distribuyeron a lo largo y ancho del país para denigrar, difamar y mal informar a los ciudadanos, llegó a decir el Tribunal que no sabía quién los había hecho y por lo tanto no se podía vincular jurídicamente. Llegó a decir que los folletos del Consejo Coordinador Empresarial costaban 3 pesos y que entonces los ciudadanos podían elegir entre comprar o no esa propaganda en contra de nuestro candidato. Qué falsedad y qué falta de argumentos de estos magistrados. Y en el mayor de los cinismos, cuando hizo el análisis de la propaganda contra nuestro candidato por parte de un señor de farmacias, dijo el Tribunal que no sabía quién había pagado los spots porque no tenían firma de identificación institucional. Ese es un cinismo mayor de los magistrados. Y finalmente, en el tema de Vicente Fox, ese traidor a la democracia, dicen los magistrados que Fox estuvo a punto de desencarrilar el proceso democrático. Pero la pregunta es: ¿con qué elementos valoraron que estuvo a punto y no lo hizo, si no refieren ninguna prueba? Pero, además, dicen que no encontraron elementos para probar que se determinó una influencia en contra del voto libre, del voto secreto. Se le olvida al Tribunal que por menos acciones de los gobernadores de Tabasco y Colima se anularon las elecciones por ellos mismos. El Tribunal se traicionó a sí mismo, traicionó a la democracia, traicionó sus precedentes porque seguramente ahí, en este Tribunal, algo raro, algo sucio, llegó en estos días. Por eso, con el tema de la decisión de Fox, el Tribunal está contaminando, está legalizando la impunidad porque ahora lo que está diciendo el Tribunal es: viola la ley, haz campaña ilegal, sólo que te cuides de no descarrilar el proceso democrático. Qué cinismo de ese Tribunal y del traidor a la democracia. Este Tribunal no estuvo a la altura del reto democrático. Este Tribunal, a lo más, llegó a parecerse a la Tremenda Corte de tantas veces, este Tribunal no tuvo la gallardía, el valor patriótico, la dignidad de encabezar y de frenar con claridad los excesos de Vicente Fox. Si acaso una mención. Por eso, estos magistrados, que ya se van, han perdido la dignidad, la confianza del pueblo de México. Por eso, este movimiento democrático se encamina rumbo a la Convención Nacional Democrática, para que de ahí salgan las nuevas instituciones del país, para que de ahí tengamos órganos de verdadera justicia, para que la Convención Nacional Democrática, como lo decía el general Morelos, que todo aquel que se queje con justicia tenga un Tribunal que lo escuche y lo defienda contra el arbitrario, esto que no hicieron este remedo de Tribunal, esta barandilla de Ministerio Público que hoy le entregó un documento al pelele que nos quieren imponer. Por eso la Convención va a ser ese gran espacio democrático, ese espacio de reflexión, de discusión, para que desde aquí definamos el rumbo del movimiento democrático, el rumbo de México, el rumbo del país, el rumbo de la Nación con nuestro Presidente, Andrés Manuel López Obrador. ¡Que viva México! ¡Que viva la Convención! ¡Que viva Andrés Manuel López Obrador!

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home