martes, enero 11, 2011

El Renacimiento de México



“no son nada, sólo unos gigantes con pies de barro y les recuerdo que los caciques duran hasta que el pueblo quiere” AMLO.

Comienza el quinto año de lucha por la Regeneración Nacional, contra todo pronóstico, el movimiento encabezado por Andrés Manuel López Obrador se mantiene firme e incluso me atrevo a decir ha crecido y madurado, ya no es el movimiento catártico del 2006, y tras los comicios internos del PRD en 2007 y las elecciones federales del 2009, ha habido una depuración de los cuadros político – partidistas, se han definido nuevos liderazgos y la organización estructural del Movimiento se ha consolidado, dejando atrás los esquemas un tanto amorfos de la Convención Nacional Democrática y las Brigadas.

El escenario político del 2011 serán las elecciones del Estado de México, que si bien no son definitorias para la elección federal del 2012 (discurso de los aliancistas repetido día y noche por los medios de comunicación), si es un excelente campo de entrenamiento para éstas, ya que el Movimiento se va a enfrentar al aparato gubernamental del PRI en dicha entidad, y a las trapacerías habituales del acarreo y la compra de votos que durante más de 80 años ha llevado acabo el PRI en ese Estado, el cual se halla dominado por una de las mafias políticas más oscuras: El Grupo Atlacomulco, el cual además en esta ocasión cuenta con la bendición del que es acaso el personaje más adverso para nuestro país desde Antonio López de Santa Anna, Carlos Salinas de Gortari.

Sin embargo, el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) cuenta con la experiencia obtenida en las elecciones del 2009 en Iztapalapa, donde su capacidad de organización, y el coraje de sus militantes supo ganarse la simpatía del pueblo iztapalapense, y lograr lo que muchos, incluido yo, pensamos sería imposible, derrotar en dos semanas el cacicazgo que durante 10 años había mantenido René Arce, quién a pesar de contar con el apoyo de la oligarquía y de sus franquicias electorales (PAN, PRI, PVEM, PANAL, PSD y por supuesto la corriente Nueva Izquierda Social Demócrata del PRD ) sufrió tal paliza a manos del MORENA que incluso se vio obligado a dejar las filas del PRD.

Al igual que en Iztapalapa, todo indica que el MORENA contará con un candidato fuerte (Alejandro Encinas) se tiene además un proyecto de desarrollo económico y social con el cual difícilmente podría discrepar la población, ya que básicamente consiste en implementar en el Estado de México los programas sociales creados en el Distrito Federal por los gobiernos de López Obrador, Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard.

El éxito de los programas sociales del Distrito Federal, así como la corrupción y la incapacidad para gobernar del PRI en el Estado de México, es precisamente lo que ha provocado que millones de mexiquenses vengan diariamente a trabajar, estudiar y ha hacer uso de los servicios de salud de la Ciudad de México, provocando que esta metrópoli tenga una población flotante de 10 millones de habitantes, es decir, más del cien por ciento de su población residente que es de 9 millones de personas.

El anterior esquema demuestra claramente que no todos los políticos son iguales como dicen hasta el hartazgo los lectores de noticias de la oligarquía. Lo que se va a definir en el Estado de México en este 2011 no sólo será la transición de una fuerza política (Grupo Atlacomulco – PRI) a otra (MORENA – PRD - PT - PC), sino también una nueva forma de gobernar y de hacer política.

Ciudad de México, Sede del Gobierno Legítimo de México, 10 de enero de 2011.

Colibrí Zurdo

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home