domingo, agosto 31, 2008

Ladillas - La Leccion de Sophie Scholl

Ladillas

La Lección de Sophie Scholl

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

Aclaremos un par de cosas. Dudo mucho que algún lector de los medios alternativos, así sean ex tragafuegos del CISEN, perritos PANazis de 4000 pesos, o simplemente renegados tengan la menor puta culpa de la inseguridad, a menos que se dediquen a estar secuestrando o metiendo talquito a gringolandia. (En caso de lo segundo, contáctenme para decirles donde me pueden mandar una maleta.) Así que creo que todos coincidimos en que las autoridades se pueden ir a chingar a su madre si tratan de esparcir entre la ciudadanía la culpa por la inseguridad.

Segundo, ¿quién puta madre era Sophie Scholl? Era una joven alemana de unos 17 años que formó con su hermano un grupo de resistencia dentro de la Alemania nazi que se llamaba la Rosa Blanca. Sophie se puso a volantear clandestinamente en su universidad denunciando los crímenes de los nazis. Los escritos de la Rosa Blanca empezaron a aparecer en toda Alemania. Eventualmente los arrestó la GESTAPO y los decapitó.

Por ultimo, la lección que nos dejó Sophie y sus compañeros se resume en lo que ella dijo abiertamente y sin temor al hijoeputa juez que la estaba tratando de intimidar durante el juicio: “señor, los pueblos tienen el gobierno que toleran”.

Algunos de ustedes les empiezan a caer el veinte que los ciudadanos SI tienen la fuerza y que el gobierno se las pela. Tal vez ayer por primera vez se unieron a una marcha de protesta y lo hicieron de buena fe sin importarles o saber que la marcha era encabezada por unos yunqueros hijos de la chingada. Bienvenidos a la toma de conciencia del poder ciudadano.

Los yunqueros los están usando a lo pendejo. Marchitas con moñito blanco y para prender unas veladoras no le van a hacer ni puta madre al narco o a los secuestradores. Y eso ustedes lo saben, no se hagan pendejos. Peor, los yunqueros querían que marcharan calladitos, que así se veían mas bonitos, todos muy monos (kreegah, Bundolo) de blanco. O sea, no podían protestar ni demostrar huevos o su enojo. Chingaos, una chamaca de 17 años demostró más huevos que lo que se vio ayer.

Por otra parte los renegados ya llevan dos años en chinga con la fe –mantenida a pesar de golpes y ataques tanto físicos como de propaganda mediática—que SI, SI pueden los ciudadanos cambiar a México. Y NO, los renegados NO van a tolerar este gobierno.

La marcha de ayer demostró que si en México quieren encontrar huevos –o ovarios—como los de la gente de la Rosa Blanca solo los encontraran entre los renegados. Por eso el plan que se ha formado para defender PEMEX se llama así, Rosa Blanca, el nombre no viene solo del libro de B. Traven. Sabemos que nos enfrentamos a los esbirros de los gringos y gachupines y estos comportan como los nazis. Pero la patria esta en juego y vale la pena sacrificar lo que sea para defenderla.

La vieja cantaleta de que “los mexicanos tienen el gobierno que merecen” o que “los mexicanos nunca podrán gobernarse democráticamente” o que “para que protestar si de todas maneras van a hacer lo que quieren” no son sino maneras en que el sistema mantiene a la gente agachona y pendeja. ¿A poco el heroico, noble, trabajador, pueblo mexicano se merece a Yoni CAMOTE, o a la Chucky, o a URO? Les repito lo que dijo esa niña: “los pueblos tienen los gobiernos que toleran”. Y hasta me atrevo a modificar lo que dijo la alemancita: Ningun pueblo se merece un mal gobierno. Solo los pueblos que toleran un mal gobierno se merecen un mal gobierno.

Si los marchistas realmente quieren acabar con la inseguridad y no son unos hipócritas y coyones, entonces es evidente que su siguiente paso es unirse a los renegados e integrarse en una brigada. Repito: solo si no son hipócritas y no son coyones. Solo se acepta gente que tenga los ovarios de la Sophie Scholl. Si no califican, quédense con el Yunque y sigan haciendo sus marchitas pendejas.

Que yo sepa solo los renegados NO toleran este gobierno. El resto esta de agachon, apatrida, o le vale madre. Solo cuando les toca la inflacion o un secuestro entonces si chillan. Pero no tendran seguridad mientras toleren no solo el crimen sino tambien la injusticia, la impunidad, y la represion.

Si se unen al movimiento, lo mas probable es que les darán la bienvenida si son sinceros y con valor. Y no creo que los cabuleen (bueno, tal vez no mucho) porque les vio la cara de pendejos el Yunque.

No estoy llamando a una revolución armada por dos razones. Primero, el movimiento es pacifico. Segundo, no tenemos armas (si no esto se hubiera acabado el tres de julio como chingaos no). Pero este es definitivamente el momento para promocionar el referendo revocatorio en todos los niveles del gobierno, en toda la republica. Como dice el enano, “ya basta” de tolerar –como apuntaba Scholl—gobiernos usurpadores y –peor--- de pendejos. “Si no pueden, que renuncien”.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home