sábado, agosto 02, 2008

Ladillas - El Gran Radar de Riesgos Politicos

Ladillas

El Gran Radar de Riesgos Politicos

Por el Lic. Mefistofeles Satanas

Estaba rascándome las pelotas en mi oficina (después de todo estoy en la nomina del gobierno) cuando don Viboriano Huerta, el encargado de la seguridad y sistemas aquí en Infiernotitlan, se presentó todo alterado.

“¡Don Menfis! ¡Esto está de la chingada!”

“¿Pos que se trae, don Viboriano? Calmese.”

“De una vez fusileme jefito.”

“¿Y para qué? Ademas, ya está usted muerto. Lo puedo hacer fusilar pero a las 24 horas se reanima aquí en el Averno. A ver, ¿qué bronca se trae?”

“Mire jefe, ¿se acuerda oste de la partida que se autorizó para las nuevas computadoras?”

“Si, me gaste un resto de feria en licencias y que se yo. Como ahora nos cae tanto PANista y narco teníamos que tener una base de datos chingona y servidores y que se yo.”

“Pos si, jefe, pero nos acaban de caer ¡y son una porquería!”

“A ver…”

En efecto, en la bodega los chamucos estaban abriendo unas cajas. Para mi sorpresa, lo que habían dentro de estas eran…cajas. Si cajas, con foquitos.”

“¿Y esto que chingaos es?” le pregunte a don Viboriano.

“Quesque son los equipos jefe. Mire, aquí esta un dizque manual.”

Lo abri y me puse a leer:

Escena XXXVII: Santo entra al laboratorio del científico loco. Este le ordena a la Momia Azteca que lo ataque. Tres minutos de caballazos. El científico loco aprovecha para escaparse. Rubinsky ayuda al santo a extraer de la computadora del científico loco donde se esconde este.

“Ah, cabrón, ¡ya caigo! Lo que pasa es que algún cabrón se agandalló la lana y en lugar de mandarnos lo que compramos nos mandaron unas dizque computadoras que estaban refundidas en los estudios Churubusco. En las peliculas del Santo eran puras cajas con foquitos. Nos están viendo la cara de pendejos, don Viboriano.”

“¿Qué hacemos jefe?”

Llame a Wilie E. Coyote. Este cabrón a veces trabaja para Tony Garza en la CIA haciendo “trabajitos”.

“¿Pa que soy bueno, don Menfis?”

“Mi coyotito, se va usted y unos de mis chamucos a Bucareli con unas cajas. Se las entrega a Yoni CAMOTE.”

“¿Y que le digo a manera de explicación?”

“Muy sencillo. Le dices que si le das mas información lo tendrías que matar, pues esto es muy secreto. Dile que este equipo es un radar de riesgos políticos super sofisticado, que ni Langley lo tiene, ¿entiendes? Que es una deferencia de don Chorch a ellos por ser tan buenos sirvientes. Que lo instalen en el tapanco a donde tienen las orejas del CISEN que monitorean a los medios alternativos.”

“No se preocupe, jefito, ansina se hara.”

Mientras tenia que viriguar quien chingaos se había agandallado la lana de mis computadoras. No me importa que sean rateros. Yo también lo soy, chingaos. Pero lo que me reemputa es que no se mochen.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home