martes, octubre 02, 2007

GOBIERNO QUE NO PROTEGE A SUS CIUDADANOS, NO ES GOBIERNO

Recientemente la diputada Ruth Zavaleta, presidenta de la Cámara de Diputados dijo que no hay que apostarle a que este gobierno caiga, sino a fortalecer a las instituciones y a dialogar con la derecha y la ultraderecha. ¿Hablará a título personal, o es una postura de su organización “Nueva Izquierda?.

¿En qué país vive nuestra diputada?, para la mayoría de los mexicanos nos queda claro que en México no hay gobierno, sino una junta de mafiosos empresarios (Consejo Coordinador Empresarial, Hombres de Negocios), que en colaboración con empresarios norteamericanos han tomado ilegalmente el poder, y manipulan como quieren a su pelele Calderón.

¿De qué instituciones habla, si los diputados aprueban un incremento al precio de la gasolina (iniciativa de Calderón) del 5.5%, y mientras se deciden cuándo se va a aplicar, los comerciantes reetiquetan los precios de los alimentos, que en lo que va del año ya tienen una elevación de un 35%?. ¿En dónde se encuentra la institución que debe evitar esta especulación?.

¿De qué instituciones habla, si de manera corrupta se reforma la Ley del ISSSTE para golpear los derechos colectivos de los trabajadores?.

¿De qué instituciones habla, si por medio de la Secretaría de Hacienda, cuyo titular responde a los intereses extranjeros del Fondo Monetario Internacional, aprueban una reforma fiscal para elevar los impuestos a los trabajadores y a los pequeños y medianos empresarios, cuya consecuencia será el incremento del desempleo, pero sin que los grandes consorcios y los banqueros paguen impuestos?.

¿De qué instituciones habla, si antes de discutir la reforma energética ya están privatizando PEMEX, con licitación enfocada para que empresas extranjeras le den mantenimiento, operación y administración a sus ductos?. Además de que venden el gas casi regalado a Estados Unidos y compran por medio de una empresa española (Repsol) gas a Perú para venderlo a precio caro a la Compañía Federal de Electricidad.

¿De qué instituciones habla, si las encargadas de proteger al ciudadano de la violencia, robo y extorsión, léase corporaciones de policía, se coluden con estas actividades?.

¿De qué instituciones habla, si la institución que se tenía como la más valiosa del país, que era el Ejército Mexicano, encargado de defendernos de las agresiones extranjeras (gringos), hoy participan con ellos, y con el pretexto de combatir al narcotráfico, en realidad viola, asesina y tortura a mexicanos inocentes, como lo corrobora la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Dialogar con la derecha y ultraderecha, es dialogar con asesinos; cuando la derecha mexicana trae al expresidente de España José María Aznar para que los dirija, y en sus postulados históricos se pronuncia por acabar con los movimientos sociales, los defensores de los derechos humanos, los altermundistas, los sindicatos, los movimientos indígenas, ¿qué beneficio tiene un diálogo así?.

Si el Estado-Nación ha sido desmantelado, y las políticas públicas se han privatizado para hacer del presupuesto un negocio de los intereses extranjeros. Creemos que ni existe gobierno, ni existen instituciones con credibilidad. Por ello como acertadamente dice nuestro Presidente Legítimo Andrés Manuel López Obrador, al diablo con sus instituciones.

El poder no se toma porque caiga el gobierno, el poder se ejerce críticamente hacia la construcción de la Cuarta República, por medio de quien es realmente el soberano, es decir el pueblo.

¡NI UN VOTO AL PRI! ¡NI UN VOTO AL PAN!, ¡NI UN VOTO A LA NUEVA IZQUIERDA!

Círculo de Estudios Lillith

Más información en http://soberaniapopular.blogspot.com

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home