lunes, marzo 26, 2007

Revolución de las Conciencias

México: Desechables a los 35 años de edad

(Por: Cirilo Morales Hernández, FORUM)

Argenpress, 25 de marzo.- Discriminación laboral a la orden del día. Esa mañana Andrés Carmona -arquitecto de carrera- decidió que después de tantos años de búsqueda infructuosa por un puesto de trabajo era el momento de desistir y dejar a un lado el ejercicio de su profesión y emplearse de cualquier cosa.

Con la esperanza de hallar una oportunidad laboral, el arquitecto de 40 años de edad posó sus negras pupilas sobre la sección de anuncios clasificados del periódico para tan sólo hallar información que lo decepcionó aún más. “Empresa por expansión solicita personal masculino, que conozca ciudad para realizar actividades de ruta, edad de 22 a 35 años…”. “Empresa líder en su ramo solicita personal de seguridad, edad de 20 a 35 años…”.

“Se solicita personal para laborar en lanchas en el lago de Chapultepec, edad de 20 a 25 años…”. Y así sucesivamente Andrés comprobaba una vez más la dificultad que tienen personas de más de 35 años de edad para obtener un trabajo. Por un instante Andrés Carmona se imaginó la desesperación de los miles y miles de desempleados mayores de 35 años que a diario se enfrentan a estos requisitos que a su parecer le parecen más que ridículos, violatorios de los derechos humanos y laborales a todas luces.

En la actualidad una gran parte de las empresas en México están pasando por alto mandatos constitucionales como el establecido en la Carta Magna en su artículo primero; en la Ley Federal del Trabajo en su artículo tercero, y el 22 de la Declaración Universal de Derechos Humanos los que prohíben la discriminación laboral en todos sus sentidos, desde la edad, género, preferencia sexual etcétera.

Pero qué pasa en nuestro país. En la actualidad para que los empresarios otorguen un empleo exigen como requisito no rebasar la edad de 35 años, provocando con esto que miles de profesionistas, técnicos y obreros en plena vida activa estén desempleados. Para Javier Vázquez, presidente de la Asociación por la no Discriminación Laboral por la Edad o Género, “el desempleo tiene muchas causas ya que no existe una posibilidad laboral e igualdad de todos para acceder a un empleo”.

De acuerdo a estudios realizados por la asociación que preside, en México 55 por ciento de las ofertas laborales que se crean son para menores de 35 años; 20 por ciento está en el rango de entre los 28 y 30 años de edad; 15 por ciento en 25 años máximo y el restante no tiene requisito en cuanto a la edad, pero asegura que a menos requisitos los trabajos no son dignos y los salarios muy bajos.

Por otra parte, Fernando Salgado Delgado, secretario de Bienestar Social y Ecología del Comité Ejecutivo Nacional de la CTM, desmiente las estadísticas de Javier Vázquez y va más allá asegurando que “uno de los principales problemas con los que se enfrenta la clase trabajadora es la simulación laboral.

“No hay estadísticas fiables, porque además en la simulación nadie te dice que no se acepta a esa gente mayor de 35 años y podemos estar hablando de un porcentaje mucho más alto, creo que hoy se busca a trabajadores jóvenes porque a ellos se les paga menos, además de que estos son más volátiles, es decir, más sustituibles” .

El abogado laboral Arturo Alcalde Justiniani comparte la opinión del representante laboral y señala que el problema es que existe un eterno contubernio entre empresa y sindicato con lo cual se deja en la indefensión a los asalariados y asegura: “en México el 90 por ciento de los contratos son de protección, es decir, los empresarios deciden a qué sindicato se le dará el contrato colectivo de trabajo”.

»»Las leyes.- Para el secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, Carlos René Sánchez Gil, no es una iniciativa la que pondrá solución al problema de la discriminación laboral por la edad ya que no vendría a resolver la causa de fondo sino un efecto y agrega:

“El problema es otro, hay que ver la cuestión de las prestaciones sociales que los patrones tienen que pagar, es por eso que no quieren contratar personas mayores y por otro lado habrá que atender la rentabilidad de las empresas y ellas a su vez tendrán que fortalecer su competitividad y la capacitación de los trabajadores”.

“Lo que hay que hacer es poner en orden las cosas, hay que convenir con la ley, la autoridad la debe de hacer cumplir, claro dicho esto no como un asunto fascista sino como medida de protección y tutela del trabajador, es la única forma para evitar la discriminación laboral por la edad”, señala Fernando Salgado Delgado.

Mientras que para Javier Vázquez la aplicación de la ley en nuestro país es muy ambigua y menciona que durante los dos años y medio que lleva la asociación se han acercado a la Cámara de Diputados pero lamenta que todo el trabajo realizado durante la legislatura pasada se haya quedado en la congeladora del recinto de San Lázaro y hace un llamado para que los integrantes de la Comisión de Trabajo respondan a su petición para una reunión de trabajo conjunto a la que no ha obtenido repuesta.

Por su parte el diputado panista Sánchez Gil indica que habrá que establecer algunas sanciones para evitar la discriminación por la edad pero antes de llegar a esta parte habrá que establecer acuerdos de responsabilidad y compromiso de los sectores de la producción.

Mientras tanto Javier Vázquez aún tiene la esperanza de que durante este gobierno se avance en esta materia; sin embargo, reconoce que el sector empresarial de nuestro país es muy fuerte y que éste interfiere en el Legislativo y espera que no se hagan convenios por debajo del agua que sean contrarios a las clases trabajadoras.

»»Los empresarios. - ¿Por qué habría de tenerle miedo el patrón a una persona de 35 años o más? Es la pregunta que hace Fernando Salgado, integrante del CEN de la CTM, a los empresarios. El representante laboral asegura que no debe de haber problemas ya que estos trabajadores ya tienen su cuenta individual para su pensión, si argumentan que es por la carga social.

El líder sindical propone: “¿Por qué no hacemos un experimento? Que no exista la carga social y que el salario aumente, que se acerque a los estándares de Estados Unidos de América y Canadá. ¿Eso es posible? ¡Claro que no! “No están puestas las condiciones, ni tampoco los empresarios se arriesgarían, pero a los trabajadores sí se les exige capacitación, puntualidad, productividad y competitividad” .

Y agrega: “No hay ninguna razón para que no aceptes a alguien de 35, sobre todo porque hoy, alguien con esa edad debido a los estándares de vida que tenemos en México es productivo 30 años más. “Pero ¿qué pasa en nuestro país? A la gente más capacitada, más experimentada y más responsable que es la gente mayor, en lugar de ponerla a producir la mandamos a empacar productos en los supermercados, de ese tamaño está nuestro mercado laboral”.

Para el legislador panista es una situación que no debe de acontecer y cree que en ese caso los empresarios tratan de evadir pagar mayores prestaciones, ya que consideran que una persona mayor de 35 años, ya tiene familia, más compromisos y la seguridad social implica una erogación mayor para el empleador, hay que hacer entender al sector empresarial la necesidad de aprovechar la experiencia de estos trabajadores.

Javier Vázquez informa que en México a una persona de más de 35 años la han aniquilado laboralmente cuando en otros países sí se reconoce la experiencia de los profesionales, inclusive hasta de más edad, son los llamados “seniors”, pero aquí simplemente se les manda al desempleo o definitivamente al asilo.

»»Las acciones.- Dentro de las acciones que proponen nuestros entrevistados está la de que la autoridad laboral en su competencia tiene que hacer inspecciones de trabajo más severas porque no sólo son los anuncios discriminatorios con los que se viola la Ley Federal del Trabajo, sino que además tiene que ver con la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminació n.

Para el dirigente cetemista debe de ser la autoridad laboral la que haga valer la ley en cuanto a la discriminación por edad y afirma: “Hay anuncios que darían miedo ya que solicitan becarios de tiempo completo, con tales perfiles con horarios excesivos, bueno eso no es un becario es como si de facto alguien está sustituyendo la vieja y desusada figura del aprendiz”.

El diputado Carlos René Sánchez Gil adelanta algunos de los posibles cambios en materia laboral: “Dentro de las reformas hay una propuesta para apoyar a trabajadores que ya estén por jubilarse para mantenerlos en la vida laboral con un incentivo adicional y para que al empresario le sea más rentable este trabajador que todavía puede dar más de sí y aprovechar sus conocimientos” .

Sin embargo, cada vez es menor la edad para poder conseguir empleo en México, la edad máxima que ponen la mayoría de las empresas se encuentra entre los 25 a los 35 años de edad.

Mientras el diputado panista afirma que la constante capacitación de los trabajadores es fundamental y la única manera para que adultos y jóvenes puedan ser partícipes en el mercado laboral de un mundo ya globalizado, el arquitecto Andrés Carmona deja a un lado el periódico con los discriminatorios requisitos para obtener un trabajo y considera que es muy probable que a nadie que tenga empleo le importe lo que digan los anuncios de los diarios sobre los puestos vacantes.

Por otro lado, le gustaría decirle tanto a empresarios y funcionarios que les falta no solamente el conocimiento de los derechos humanos sino que además carecen de elemental sentido social•

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home