sábado, noviembre 11, 2006

Hemorroides de Felipillo manda lo siguiente.

Desde Militante.org les comparto este texto

escrito por Carlos Márquez
viernes, 10 de noviembre de 2006
Los marxistas sostenemos que el capitalismo ha dejado de ser un sistema progresista y se presenta como un verdadero obstáculo para el desarrollo de la humanidad incluso poniendo en peligro la existencia misma del ser humano y del planeta. Basta abrir los ojos y mirar como el capitalismo esta generando una destrucción feroz. Las guerras sangrientas nos lo pueden mostrar claramente pero también el ataque indiscriminado a los recursos naturales. El capitalismo es un sistema anárquico que destruye selvas, bosques, ríos... a su paso, pero no podemos esperar hasta acabar con este sistema para luchar por la protección del medio ambiente.
México es un país que cuenta con infinidad de sitios que son verdaderos tesoros de la humanidad, producto de miles de años de cambios y desarrollo de nuestro planeta. Si bien el ser humano se diferencia del resto de los animales porque es capaz de transformar su entorno, en nuestra época, con los grandes avances científicos y tecnológicos conocidos se ve más necesario y factible hacer una explotación y un buen uso de los recursos naturales sin que esto signifique acabar con la naturaleza. Por desgracia el desarrollo y la ciencia están para servir a unos cuantos bajo este sistema a los que solo les interesa su comodidad, sus lujos y sus ganancias nque atententen contra la ecología.
Los capitalistas no se contentan con explotar a millones de trabajadores y a través del sudor ajeno enriquecerse, sino que se sienten lo dueños de todo lo existente. En sus planes nuca se piensa en los colonos, campesinos y trabajadores, para ellos nosotros somos un estorbo. Así por ejemplo no les interesaba despojar a los campesinos de Atenco de sus tierras con tal de tener un aeropuerto más cómodo, pero el "pequeño" problema al que se enfrentan es la respuesta organizada de los trabajadores del campo y la ciudad que son capaces de echar abajo sus planes.
Los capitalistas han formado todo un aparato en su beneficio, las leyes están echas para ellos y cuando les estorban simplemente las echan a un lado apoyándose en los gobernantes, el poder judicial, etc. El Estado es un aparato que les permite mantener su dominio y su control.
En el municipio de Santa Catarina en Nuevo León tenemos un ejemplo clásico del operar del Estaco capitalista en México. Un día después de que la UNESCO declarara al Parque Nacional de Cumbres como zona protegida por la humanidad, el cabildo de Santa Catarina aprobó un decreto donde se autoriza urbanizar esta zona.
El parque Nacional Cumbres es una zona montañoza considerado como uno de los pulmones de la humanidad que cuenta con más de 300 especies de animales, 36 de ellas protegidas, y una biodiversidad muy variada que va desde zonas desérticas hasta boscosas, el 50% del agua de Nuevo león proviene de ahí.
Este es un buen lugar desde la logica capitalista para realizar un proyecto de urbanización que pueda ser un buen negocio y un lugar exclusivo para los miembros de su clase, es por eso que intentan hacer una inversión de 240 millones de dolares para construir, entre otras cosas un campo de golf, de la misma manera que lo hacen en Real del Monte, Hidalgo.
Si este proyecto prospera no dudamos que solo sea la punta de lanza para una urbanización mayor que atraerá contaminación y un fuerte impacto ecológico en la Huasteca. Es un deber defender estos lugares protegidos que intentan convertirlos en negocios y lugares exclusivos de los capitalistas.
Este proyecto llevaba 10 años detenido y la forma en que se aprobó fue con una burda maniobra. A unos días de que terminara el mandato de la alcaldesa Irma Adriana Garza del PRI, deja en su lugar al también priísta Ramiro Ayala Graza, quien faltando tres días para hacer el cambio de administración aprobó el proyecto. Algunos activistas señalan que los regidores involucrados recibieron entre 500 mil y dos millones de pesos como soborno. Es verdaderamente lamentable que dentro de los regidores halla gente del PT, un partido formado por los trabajadores. Es precisamente por este tipo de políticas que hay desconfianza de los trabajadores y los jóvenes hacia los partidos políticos y es deber de los militantes honestos de estos partidos denunciar y combatir estas tendencias opuestas a nuestros intereses.
No se puede esperar que con la nueva administración dirigida ahora por el panista Dionisio Herrera, la situación valla a cambiar, pues el PRI y el PAN han demostrado ser partidos completamente sumisos a los intereses de los empresarios, la única alternativa es organizarnos y luchar contra la aplicación de este proyecto. Ya ha habido protestas en el municipio donde se han exhibido a los regidores que aprobaron el proyecto, estas protestas continuarán. Los pobladores de Atenco echaron abajo el proyecto de construcción del aeropuerto, esto es una muestra clara que unidos y luchando decididamente podemos vencer.
Los marxistas planteamos además que para cuidar el medio ambiente debemos luchar por
Desarrollo de una red de transporte público no contaminante, eficiente, barato y suficiente, bajo control de los sindicatos y la administración gubernamental.
Financiamiento de programas alternativos de otras energías no contaminantes (hidráulica, solar, eólica, etc.).
Plan anticontaminante nacional financiado por los empresarios en la Iniciativa Privada y por el gobierno en el sector público que acabe con la mayor parte de la contaminación de las industrias.
Expropiación sin indemnización de todas aquellas que no cumplan los objetivos previstos.
Creación de plantas de reciclaje de residuos suficientes en las principales áreas urbanas bajo control de un comité paritario de las organizaciones sindicales y la administración.
Programa nacional para el saneamiento ambiental en tres fases de 6, 12 y 18 años concretado en estudios científicos para la repoblación forestal, regeneración de aguas, fertilización de zonas áridas y otras prioritarias.
Plan educacional para la protección del medio ambiente en todos los niveles.
Aun cuando logremos echar abajo el proyecto de urbanización de a Huasteca sabemos que este sistema capitalista voraz y corrupto seguirá siendo un verdadero peligro para la humanidad. Solo bajo un sistema económico racional donde no se privilegie el interés de un grupo parasitario, sino el del conjunto de la sociedad se podrá dar una solución definitiva a este problema. Los marxistas luchamos contra el capitalismo y por un régimen basado en la economía planificada y la democracia obrera, es decir por un sistema socialita, que es el único sistema capaz de asegurarnos la protección de las zonas naturales y el medio ambiente.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home