martes, octubre 10, 2006

Los hijos de la tierra del sol..

Victor G. Ayluardo
Después de veinte días de recorrido, los pasos ya no eran igual que en un principio, el andar, se había convertido en un lento trayecto por la periferia de la capital del país, los pies ya no respondían, las ampollas aparecían y las rodillas ya no daban mucho de si, desde la tierra del sol, como ellos la llaman, dejaron atrás a sus compañeros en lucha, para traer al senado como reclamo, el primer punto que no tiene negociación en el pliego petitorio de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca, que es, la derogación de poderes del gobierno, o, hay que decirlo bien para entendernos mejor, la renuncia del supuesto “gobernador” Ulises Ruiz Ortiz.

“No que no, si que si, la APPO ya esta aquí”, retumbaba en el puente de avenida Congreso de la Unión, donde se unían al contingente, grupos de familias, algunos curiosos que aplaudían al paso de los manifestantes, la marcha siguió, rumbo a San Pablo, donde comerciantes, lucían enormes cartulinas fluorescentes con mensajes de apoyo y bienvenidas a los oaxaqueños; Una señora de edad, lucía su cartulina blanca con su mensaje: “todos somos oaxaqueños, bienvenidos al corazón del país”, mientras la gente, apostada en los dos lados del camellón, aplaudían al paso del contingente, otros cuantos, regalaban naranjas y botellas con agua, o simplemente una sonrisa y el puño en alto en apoyo al magisterio e integrantes de la APPO, que respondían con un “si se ve, si se ve, ese apoyo si se ve”.

El contingente dio vuelta para entrar por Veinte de Noviembre, que se encontraba abarrotada en ambas aceras, gritos de apoyo, la tan conocida consigna ”ya cayo, ya cayo, Ulises ya cayó”, en una sola voz, partía el viento esta tarde de octubre en pleno centro del país.

En la plancha del zócalo, el templete estaba listo para acoger a los integrantes de la marcha, que leerían un discurso, junto con algunas organizaciones que apoyan la lucha de la APPO, estaban los trabajadores de tranviarios, los de la Compañía de Luz y Fuerza del centro, que acompañaron desde ayer, a los manifestantes con una ambulancia para cualquier imprevisto, el Frente Popular en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, varias secciones magisteriales, no solo del Distrito Federal, sino de varias partes de la República como Michoacán, Nuevo León, Guerrero, algunos integrantes de la Convención Nacional Democrática, Rosario Ibarra dando un emotivo discurso, también un joven líder de la APPO, dio un excelente discurso sobre las demandas del movimiento oaxaqueño, las principales agresiones a las que se han enfrentado desde que comenzó el movimiento, la petición enérgica de la libertad de todos los presos políticos en Oaxaca, se entono el himno del movimiento, para después, emprender una caminata mucho mas corta para instalar los campamentos afuera del senado..

Fue así, como ese último recorrido, se convirtió en una fiesta, desde los edificios que rodean la Plaza de la Constitución, se asomaban personas con puño en alto en apoyo, otros, seguían dando aliento con un “bien compañeros, bienvenidos”, desde cualquier espacio de las aceras, el caminar era mucho mas lento como quien pretende disfrutar algo sabiendo que pronto terminará.

Ya en el senado, nos esperaba una doble valla metálica, encadenada una con otra, rodeada por elementos de la policía política federal represiva, la comitiva del frente se postro, cara a cara contra los elementos, mientras se tenían que tragar los gritos de “¡Asesinos!”, “¡Violadores!”, “¡Esos son, Esos son los que quieren Represión!”, y el jaloneo, fue inevitable, el crujir de las vallas, dio de si, cuando un grupo, logró romper el cerco para ingresar por uno de los lados, a lo que los federales, respondían con torpes toletazos a los pies, que terminaban incrustándose en las vallas metálicas, y que al tratar de desatorarlos, recibían sendos punta pies en los brazos, por parte del contingente, desde atrás los gritos de “¡No agredan!”, “¡No caigan en la provocación!”, llegaban demasiado tarde, el cansancio se desapareció en esos momentos, y fue reemplazado por una furia que poco a poco logro irse calmando, para terminar formando una valla por los mismos manifestantes, que los separaba unos cuantos metros de la, policía política represiva del estado, en ese tiempo, mientras se reagrupaba el contingente que ya estaba instalando los campamentos, los efectivos policíacos, aprovechaban para ponerse sus mascaras antigases, la voz de que quizá utilizaran gases lacrimógenos, corrió de adelante para atrás, cuando de pronto, una valla de efectivos granaderos, del Distrito Federal, llegaron para hacer una fila, interponiéndose entre los efectivos federales y los manifestantes, la tensión se fue desactivando poco a poco, mientras el contingente comenzaba a estirar las lonas y sentados en el suelo, se quitaban los zapatos para darse un leve masaje, sintiéndose orgullosos de haber recorrido 450 kilómetros, con la dignidad en lo mas alto de su ser,

Bienvenida APPO, bienvenidos maestros de la sección 22 de Oaxaca, bienvenidos al centro del país, que hará latir el corazón a los hijos de la tierra del sol.
-------------------------------------------------
son los mismos de siempre..son los mismos que nos mataron ayer..quien sobra aqui..? los pobres somos muchos mas..!! van a pagar..

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home