jueves, agosto 24, 2006

FICHITAS: CIRO GOMEZ LEYVA APARECE EN UN VIDEO DE AHUMADA RECOGIENDO DINERO
Ciro Gómez Leyva, el ex locutor estrella de Canal 40, convertido ahora en la más reciente adquisición de Televisa, es uno de los candidatos que tienen Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez para sustituir a Joaquín López Dóriga. El problema es que Gómez Leyva también fue grabado recogiendo dinero en la oficina del empresario argentino Carlos Ahumada y ese video podría aparecer en cualquier momento.Si lo anterior se confirmara el gran público entendería algunas cosas. Por ejemplo, la exaltación que hace temblar a Gómez Leyva cada vez que defiende a Ahumada desde los micrófonos de Radio Fórmula. El pasado viernes se atrevió a decir que era un "preso político", y una ´"víctima" del gobierno "autoritario" del Distrito Federal.Pero si de autoritarismos hablamos, hay quienes sostienen que por asfixiar profesionalmente al gran periodista Galo Gómez Ogalde (Chile,1960-México DF,1999)cuando éste era el encargado de la sección internacional de la revista Milenio, Ciro contribuyó con su actitud implacable y desalmada a que el muchacho, excelentísima persona, apresurara la decisión de suicidarse, lo que en efecto ocurrió en febrero de 1999.Por su parte, reporteros que prefieren ocultar su nombre, aseguran que Gómez Leyva se comportó siempre como un verdadero capataz cuando era director de noticias de CNI-Canal 40, empresa del ex magnate Javier Moreno Valle, hoy preso en Estados Unidos por diversos cargos de defraudación fiscal y para Ciro, tal vez, otro "preso político".Atención a este testimonio: "Lo usual era que en CNI nos debieran mínimo seis meses de sueldo. Y de todos modos, sabiendo lo difícil que era nuestra situación, Ciro Gómez nos juntaba y nos decía: nada de sindicatos, nada de paros locos, nada de huelgas, aquí estamos unidos por el proyecto. El que ya no pueda que agarre sus cosas y se vaya pero yo no voy a permitir que nadie muerda la mano de Javier Moreno Valle, que nos da tribuna y trabajo".¿Trabajo? Sí, diariamente, sin descansos, ni domingos, ni días festivos, en jornadas de 12 horas, comiendo en la calle, rara vez con viáticos dados por la empresa. Y entre reporteros, camarógrafos y técnicos, igual que entre el personal administrativo, empezaron a tronar los matrimonios, a separarse las parejas, a caer no pocos y pocas en cuadros depresivos. Ojo con lo siguiente."Una noche yo estaba en la casa con mi esposa y mi bebita tenía casi 40 de calentura. La bañábamos en agua fría, le poníamos trapitos helados en la cabeza para bajarle la fiebre pero necesitábamos el antibiótico que nos recetó el doctor y no teníamos dinero. A mí me debían como ocho quincenas en Canal 40 y con mi bebita ardiendo escuchaba en mi cabeza las palabras de Ciro: nada de sindicatos, hay que defender el proyecta...", cuenta una mujer que ahora ya no vive en México: emigró a Estados Unidos.La crisis económica de CNI-Canal 40 estalló en 1997 cuando Gómez Leyva, ilusionado con la ambición de hacer televisión de verdad independiente, presentó un reportaje sobre los abusos sexuales del padre Marcial Maciel, el capo de la mafia llamada Millonarios de Cristo, a la que tan afecta es Marta Sahagún.Poco antes de que la emisión saliera al aire, los dueños del gigante panadero Bimbo y Marinela le advirtieron a Moreno Valle que si no daba marcha atrás y paraba a Ciro en seco, ellos, Lorenzo y Roberto Servitje, cancelarían un cheque por siete millones de pesos que ya habían dado como anticipo a cuenta de gastos de publicidad.Con heróica dignidad, Moreno Valle y Gómez Leyva desoyeron a los empresarios, el programa fue transmitido sin un solo anunciante, fue lo que se dice un parteaguas en la joven historia de la televisión libre y marcó el inicio de la debacle económica de Canal 40, que nunca había sido una empresa próspera ni mucho menos.Sólo que había una diferencia: a Gómez Leyva sí le pagaban --en especie, por ejemplo, con un coche o vales de intercambio para comer en restaurantes o para vacacionar un fin de semana en la playa con su mujer y sus hijos--, de allí su "lealtad" a su amo y su ferocidad ante sus compañeros de trabajo.Cuando el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas dejó el GDF en manos de Rosario Robles, ésta ya andaba de novia con Ahumada y era muy amiga de Ciro. Como en muchos otros casos, en que militantes del PRD tuvieron tratos con Ahumada y acabaron siendo grabados por una videocámara escondida, Rosario también le presentó a Ciro y a Ahumada le cayó muy bien. Se hicieron cuates rápidamente.Ahumada se rodeó así de un círculo de periodistas en el que figuraban Javier Solórzano y Raymundo Riva Palacio (el gran gurú de Ciro), y políticos como el general y entonces procurador Rafael Macedo de la Concha. A menudo se reunían para jugar futbol.Fue por esa época cuando Ciro le propuso a Ahumada un acuerdo "futbolístico": el empresario era dueño del equipo León, de la primera división del campeonato mexicano, y Ciro le ofreció los servicios de Canal 40 para transmitir los partidos de los panzas verdes. Ahumada aceptó.¿Cuándo llamó a Ciro y lo citó en su oficina de San Angel para pagarle ese servicio? ¿Qué cantidad le entregó en ese momento? ¿En qué se la llevó Ciro? ¿En un portafolios como René Bejarano, en una maleta como Ramón Sosamontes o en una bolsa del super como Carlos Imaz? ¿Qué dijo Ciro mientras cobraba? ¿Quién más estaba en aquel set disfrazado de sala de juntas? Y la pregunta principal: ¿dónde está ese video?Gómez Leyva ha sido feroz al criticar a Bejarano y a Imaz que, a fin de cuentas, así lo demostraron los procesos legales que se les siguieron a ambos, no usaron el dinero de Ahumada ni para clavárselo en beneficio propio ni para cometer ilícitos: lo gastaron en campañas políticas del PRD.En cambio, Ciro jamás ha elevado la voz ni dicho nada acerca de la maleta que Ramón Sosamontes le entregó a Ahumada con un millón de dólares adentro. ¿Por qué, allí sí, guardó silencio nuestro héroe? Fuentes de este blog conectadas con Televisa sostienen que la peor pesadilla de Ciro consiste en que ese video en que aparece recibiendo dinero de Ahumada ya esté en manos de Carlos Loret de Mola, de Víctor Trujillo, de Adela Micha, de Denise Maerker o de cualquier otro u otra que aspire a suceder a Joaquín López Dóriga.Los más mal pensados, sin embargo, sospechan que el que tiene el video en realidad es... López Dóriga, y que lo guarda bajo siete llaves esperando el momento de soltarlo. Pero hay quien dice que no, que está en la caja fuerte de Emilio Azcárraga y que éste de vez en cuando lo mira, lo saca, lo desempolva y lo vuelve a meter para lo que algún día se ofrezca.¡No se pierda la continuación de Fichitas, dentro de algunas horas!

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home